Llambi sobre la tarjeta alimentaria: “Le pone plata en el bolsillo a la gente”

El referente del Movimiento Evita y la CETEP en Lomas de Zamora, Álvaro Llambi, analizó las medidas económicas-sociales implementadas en los primeros días del gobierno de Fernández y aseguró que éstas “le ponen plata en el bolsillo a la gente y después se van a volcar al consumo”. En diálogo con DiarioConurbano.com el también concejal del Frente de Todos sostuvo que el país se encuentra en “una crisis alimentaria muy grave” y que es necesario “blanquear a los más de 4 millones de puestos de trabajo de la economía popular” para salir adelante.

Los anuncios en materia social que realizó el Gobierno Nacional en materia económica-social como la tarjeta alimentaria o el bono y la gratuidad de los medicamentos para los jubilados de la mínima, entre otras, trajeron alivio para varios sectores muy necesitados pese a que todavía no se aplicaron.

“Son las medidas que estábamos esperando de un gobierno popular que tiene una clara mirada que busca resolver los problemas de los más humildes” aseguró en diálogo con DiarioConurbano.com el referente del Movimiento Evita en Lomas de Zamora, Álvaro Llambi.

En esa línea, el también concejal sostuvo que “estas son las medidas que le ponen plata en el bolsillo a la gente y que después se van a volcar al consumo para ir reactivando parte de la economía”.

El de atender a las necesidades de las barriadas fue durante los últimos años uno de los reclamos de los intendentes del Conurbano, quienes en varias oportunidades remarcaron que debieron destinar cada vez más presupuesto a la asistencia social porque los vecinos les reclamaban alimentos.

“Hoy estamos en una crisis alimentaria muy grave”, aseguró Llambi

Además consignó que solo en Lomas de Zamora el municipio “asistía a 300 comedores”,  mientras que desde Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) un censo propio arrojó que se servían “más de 10 mil platos por día”, informó.

“Esto habla de una crisis social enorme. Hasta hace algunos años no le teníamos que dar comida a nadie y después de cuatro años de ésta política económica llegamos a este nivel muy grave”, lamentó al tiempo que ponderó las medidas.

“La tarjeta alimentaria y el acompañamiento a los municipios junto al rol que van a tener las organizaciones sociales y los movimientos populares en este gobierno, van a permitir que con políticas públicas se resuelva la situación de emergencia y se pueda sentar a discutir entre todos los sectores ideas para plantear una economía de desarrollo y Justicia Social”, sostuvo el edil lomense.

Asimismo, pese al calibre de las medidas consideró que ante la profunda crisis todavía “hay una tarea muy grande por delante como la renegociación de la deuda para liberar recursos que se puedan aplicar a políticas sociales para llegar a fin de mes y todos puedan poner un plato de comida en la mesa”.

“Se tiene que resolver esta situación de emergencia, pero se tiene que retomar una economía que tenga que ver con el día a día de los trabajadores y no con la especulación financiera como fue durante éstos cuatro años”, expresó en sintonía.

Para eso, adelantó que los sectores de la economía informal y popular poseen un “ambicioso plan que ya se comenzó a ejecutar”, el cual consiste en “blanquear a los más de 4 millones de puestos de trabajo de la economía popular” con su inclusión al régimen de monotributo social con aportes previsionales y obra social, además de acceso a microcréditos para desendeudarse y equiparse.

“Entendemos que las 21 millones de personas en condiciones de trabajar en Argentina pero en Anses solo hay registradas 12 y entendemos que esa otra mitad están trabajando, solo que son parte de una economía que está por fuera del mercado. Necesitamos que aquellos que son parte de la economía popular estén dentro del mercado, blanqueados, acompañados y con recursos para desarrollarse dentro de una política pública integral”, concluyó.