Las centrales obreras de Lanús repudiaron la mesa judicial antisindical de Vidal

Las tres centrales obreras que representan Lanús y Avellaneda ofrecieron en forma conjunta una conferencia de prensa donde repudiaron los dichos y expresiones del ex ministro de trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, y reclamaron que no pueden tomarse “livianamente” porque retrotraen “a los años más oscuros de nuestra historia”.

El frente estuvo compuesto por Walter Pintos, secretario general de la CTA Autónoma, Liliana Rossi, secretaria de la CTA de los Trabajadores y Marcela Barberio, secretaria adjunta de la CGT Regional Lanús-Avellaneda y concejala por el Frente de Todos en Lanús, quienes destacaron que “cuando están en juego los derechos de los trabajadores las centrales van a estar sentadas siempre en una misma mesa para defenderlos”.

Los dirigentes subrayaron la importancia del encuentro para oponerse a las manifestaciones de Villegas, quien había sostenido en una reunión con empresarios y judiciales que “si pudiera tener una Gestapo … para terminar con el curro de los gremios lo haría”, además de reconocer el armado de causas judiciales en contra de diferentes dirigentes gremiales y la posibilidad de modificar la ley 10430.

En este sentido, Pintos resaltó que este tipo de acciones “tendría que ser rechazado por toda la comunidad” porque desde las centrales consideran que ponen en juego las instituciones de la democracia, a la vez que remarcó que los trabajadores “siempre pusieron el cuerpo en la defensa de la democracia y la vida”.

El uso de la palabra “Gestapo” no es menor, ya que se trataban de los grupos de tareas que durante el nazismo tenían como fin “investigar y combatir” a los sectores “opositores”. Los dirigentes compararon esta propuesta a la “época oscura” de la dictadura cívico-militar en nuestro país, que provocó “graves consecuencias en el movimiento obrero” para Pintos, dado que “gran parte de los desaparecidos fueron trabajadores y trabajadores”, agregó Rossi.

La representante de la CTA de los trabajadores además forma parte de SUTEBA, y advirtió que desde el gremio al que pertenece fueron “testigos de lo que fue la persecución y la estigmatización de las organizaciones sindicales” y aseguró que fueron “hostigados por María Eugenia Vidal y sus funcionarios” durante los cuatro años de gobierno de Cambiemos.

En este sentido, los dirigentes concordaron en que lo que se aprecia en la filmación “no es sorpresivo” si no que “pone a la luz” lo que “ya se venía denunciando”. “Es una prueba clave que termina de coronar una situación, que, por distintos hechos, iban mostrando las metas en la gestión política de cambiemos”, añadió Barberio.

La representante de la CGT regional y concejala en Lanús, observó que la reunión y los dichos del ex ministro representan “un delito grave” y apeló a la acción de la justicia. En esta línea, en las últimas horas se conoció que Villegas fue imputado por este encuentro a pedido de la fiscal Ana Russo, quien solicitó la identificación de todos los presentes y que se abra una investigación al respecto.

Al respecto, Liliana Rossi analizó que “hay una gran responsabilidad por parte de la dirigencia que conducía la provincia de Buenos Aires que tiene que responder a esto. María Eugenia Vidal algo tiene que poder decir, no pude desconocer lo que sucedía”.

Por otro lado, los representantes gremiales anticiparon su acompañamiento al bloque del Frente de Todos en el Concejo Deliberante de Lanús, que presentará una ordenanza en repudio a lo dicho por Villegas. Barberio, que forma parte del cuerpo sostuvo que desde las centrales entienden que “la lucha es colectiva” y que ante estos hechos “hay que poner un freno”.

Por Romina González