Lanús: Suteba destacó que “en la mayoría de las escuelas se pudo regresar a las aulas”

Luego del regreso a clases presenciales en la Provincia de Buenos Aires, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) de Lanús destacó que “la mayoría de las escuelas pudieron regresar a las aulas”. Bajo un sistema rotativo cada escuela diseñó las clases en función de sus características. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Liliana Rossi, Secretaria General de SUTEBA Lanús, aseguró: “Un gran porcentaje inició de manera presencial y bimodal, solo algunas con trabajo a distancia que son escuelas que estaban terminando obras o que todavía no tenían los auxiliares nombrados para llevar adelante las tareas de limpieza”. 

Más de 4 millones de estudiantes de la Provincia de Buenos Aires regresaron bajo una modalidad mixta entre la presencialidad y el aprendizaje de manera remota desde sus casas. 

El protocolo provincial plantea tres tipos de clases presenciales: la completa, la semipresencial (que combina tiempo de presencialidad y clases virtuales) y la virtual, en aquellos lugares donde no pueda garantizarse la presencialidad. Algunas escuelas tuvieron que postergar el regreso a las aulas por arreglos en el servicio del agua, la limpieza de tanques o el sistema eléctrico.

En este sentido, Rossi destacó la organización de los equipos escolares que armaron las clases. “Es un nuevo modo de pensar la escuela, es otra cosa a lo que conocemos y hubo que construir acuerdos al interior de las escuelas, organizar distintos horarios para evitar el aglomeramiento de personas y hacer trabajos de articulación”

Por el momento, en Lanús no se registraron aislamientos preventivos o casos sospechosos dentro del ámbito de trabajo. Desde Suteba plantearon que el protocolo es “riguroso y amplio” debido a que atiende, de manera situada, las distintas dimensiones de salud y del trabajo pedagógico. 

“Fue un trabajo muy complejo porque hay que pensar el protocolo en función de la infraestructura, la relación con lo sanitario, cantidad de auxiliares, cantidad de alumnos”, afirmó Rossi. Según lo explicado, a partir de ahí se empieza a pensar cuántos estudiantes entran por cada año y en función de eso se armaron dos o tres grupos.