Lanús: Por mayoría, se aprobó la semipeatonalización de Lanusita

Tras un intenso debate, el Cuerpo de concejales de Lanús aprobó por mayoría la semipeatonalización de la calle Del Valle Iberlucea en donde se encuentra el polo gastronómico denominado Lanusita. Además, se convalidó por mayoría modificaciones en la ordenanza de la Defensoría del Pueblo mediante las cuales se crea un nuevo puesto de defensor adjunto, entre otras.

El expediente fue enviado por el Ejecutivo hace varias semanas y este miércoles fue aprobado con 22 votos a favor y dos votos en contra de los concejales Héctor Montero y Karina Nazabal, quienes argumentaron que los vecinos que viven sobre la calle Iberlucea no están de acuerdo y es un perjuicio para la vida cotidiana que ese lugar se convierta en “un patio de comida a cielo abierto”.

El proyecto aprobado faculta al Municipio para que se otorgue “permisos para la ocupación de espacio público sobre la calzada a los frentistas de los comercios cuyos rubros se definen como: confiterías, restaurantes, pizzerías, bares, heladerías y otros del rubro gastronómico” sobre la calle Iberlucea y aledañas. En detalle las arterias “Enrique Del Valle Iberlucea, desde Amancio Alcorta hasta la Avenida 25 de Mayo; José María Moreno desde Dr. Arturo Melo hasta Enrique Del Valle Iberlucea y Gdor. Carlos Tejedor, desde Avda. Hipólito Yrigoyen hasta Dr. Arturo Melo” serán semipeatonales de jueves a sábado en el horario de 18:00 pm a las 2:00 am”.

Además, se estableció la restricción de acceso vehicular a la zona para los días y horas establecidos. En tanto, quedan exceptuados: los vehículos de residentes, los vehículos de no residentes que posean o alquilen una cochera fija y numerada, las personas con discapacidad que poseen el símbolo Internacional de acceso, entre otros.

El Municipio será el encargado de “autorizar a cada comercio, la forma geométrica y las medidas de cada unidad a implantar en la calzada, destinada al uso de los clientes que consuman en el lugar, debiendo preservar la armonización con el entorno arquitectónico y estético de la ciudad”. También, el Gobierno local estará facultado para reducir “el pago de tasas o derechos que correspondan en función de la ocupación y/o uso del espacio público, beneficio que podrá ser otorgado con fines de promoción y apoyo a las actividades económicas locales y zonales, afectados por la emergencia sanitaria, económica y financiera”. Esos permisos y las reducciones de pago tendrán validez “hasta el 31 de diciembre de 2020, pudiendo ser renovado hasta un periodo de 24 meses”.

En tanto, la ordenanza prohíbe “la difusión de música en la vía pública, la reproducción desde el interior de los locales a la vía pública o vecinos, con el fin de mantener la buena convivencia con los residentes de la zona”.

Desde la oposición, el concejal Montero criticó que “hoy los comerciantes de ese sector, en general, reciben los siguientes beneficios: contribución del Estado nacional para el pago de salarios a través del ATP, congelamiento de alquileres, de luz, agua y gas y en lo local la extensión del pago de las tasas, la controvertida ordenanza sobre alquileres y habilitaciones y ahora esta ordenanza” y advirtió: “Vamos a aprobar esto que beneficia por más de dos años a un pequeño sector, pero perjudica a miles de vecinos que pedían solo que no sea semipeatonal ni se transforme en un patio de comida a cielo abierto”.

En tanto, el oficialismo replicó las críticas y adelantó que la semipeatonalización también se llevará adelante en otros centros de la ciudad de Lanús y en otros polos gastronómicos. Además, aseguraron que en la Comisión de Gobierno se realizó un trabajo conjunto a los vecinos para sacar una ordenanza consensuada

Por otra parte, el Cuerpo aprobó modificaciones en la ordenanza del Defensor del Pueblo. El expediente fue presentado por el oficialismo y fue aprobado por 16 votos afirmativos y rechazado por ocho votos del bloque de FdT-UC, Frente de Todos – De Lanús para Lanús.

“Se llevan adelante modificaciones sin haber llevado adelante un proceso participativo y profundo para construir la mejor herramienta para la población”, criticó Natalia Gradaschi, presidenta del bloque del FdT-UC. Entre las modificaciones se crea un nuevo cargo de defensor adjunto, es decir que ahora habrá dos, y que podrá ser elegido por mayoría simple (la mitad más uno). Además, cuestionó que “en un contexto de crisis económica que provoca la pandemia, hay otras prioridades a la hora de diseñar un presupuesto y reservar partidas”.

Por último, por unanimidad se aprobó una prórroga para la presentación del Presupuesto por parte del Ejecutivo local hasta el 15 de noviembre.