Lanús: Para Juntos por el Cambio, con la quita de Coparticipación “nos sacaron a todos”

La concejal de JxC en Lanús Laura Lavandeira aseguró que con la quita de un porcentaje de Coparticipación a CABA “nos sacaron a todos” y sostuvo que con la medida “se metió la mano en el bolsillo a un gobierno opositor de forma inconstitucional”.

Tras la protesta de la Policía Bonaerense que propició la decisión del Gobierno Nacional de quitarle un porcentaje de los fondos que percibe la Ciudad Autónoma para dárselo a la provincia de Buenos Aires, continúa el fuego cruzado entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Una de las que se sumó en las últimas horas a las críticas fue la concejal en Lanús de Juntos por el Cambio Laura Lavandeira, quien afirmó que con la reducción de Coparticipación “se hizo una jugada maquiavélica sin precedentes de tomar ese reclamo legítimo para meterle la mano en el bolsillo a un gobierno opositor de forma inconstitucional”.

En esa línea aseguró a DiarioConurbano.com que no solo se quitaron fondos a la Capital Federal sino que “nos sacaron a todos porque mucha gente que vive en provincia se atiende en el sistema de salud de la Ciudad o trabaja todos los días allí y la seguridad que brindan ahí es para todos los bonaerenses cuando cruzamos el puente para hacer cualquier cosa, sin preguntar el lugar donde se vive”.

“Sacarle coparticipación a la Ciudad es meternos la mano en el bolsillo a todos, no solo al que vive en Capital”, criticó Lavandeira.

Además remarcó que la decisión de recortarle en 1,18 puntos porcentuales de Coparticipación al distrito gobernado por Rodríguez Larreta “es inconstitucional” porque no pasó por el Congreso tal como se establece que debe ser y a diferencia de cuando Mauricio Macri traspasó el control de la Policía Federal con sus correspondientes fondos, algo que “está normado en la Constitución” pero se dijo lo contrario “para confundir a la gente”.

“Es una burrada que un gobierno le falte el respeto de esa manera a la Constitución y a la República”, fustigó la concejala del oficialismo en Lanús y confesó tener “miedo a que también le saquen de la misma forma a Jujuy, Mendoza o Córdoba”, todas provincias con gobernadores alineados con la oposición.

Sobre el reclamo de la Bonaerense, Lavandeira consignó que este “fue totalmente legítimo porque ponen todo el día su vida en juego en la calle por nosotros y no hay que olvidarse de eso así como tampoco del maltrato que recibieron con la liberación de presos por la pandemia”.

“El conflicto no solo es de una vergonzosa percepción de haberes que degrada a la persona sino que a eso se le agregan los sumarios que se les hacen y la precariedad en la que estaban trabajando”, observó y defendió la gestión de Vidal.

“Nos acusan a nosotros y a los cuatro años que estuvo María Eugenia (Vidal) de la situación” pero ella “hizo bastante” porque “desde 2011 la bonaerense tenía serios problemas” sostuvo la edil y enumeró que durante el gobierno de JxC en la provincia hubo compra de chalecos antibalas y la entonces gobernadora tomó “medidas paliativas para evitar el descontento y que se llegue a la decisión que tomaron de manifestarse de esa manera”.

En este contexto consideró que el gobierno bonaerense “tenía una herramienta que podría haber usado al estar en emergencia en Seguridad, modificar las partidas sin necesidad de pedir permiso al Congreso de la provincia” y de esa forma evitar el conflicto con CABA por la Coparticipación.

Asimismo recordó que “María Eugenia, sin ninguna modificación de la Coparticipación, pudo gobernar cuatro años sin que la Bonaerense le haga un paro como este, así que los recursos estaban” y puntualizó que en su momento “el traspaso fue claro y limpio, se sabía que en la provincia había ciertos recursos y necesidades para manejar”.

“Siempre se gobierna con una sábana corta. Tenés que ver qué necesidad vas a satisfacer y cual otra va a quedar un poco descubierta, hacer magia para cubrir la mayor cantidad de necesidades de la población con recursos limitados. Si no podés, salís a pedir un préstamo o subsidio de la Nación” pero “acá sonó que Kicillof fue a Cristina y le dijo ‘Mamá, no me alcanza la plata’”, concluyó.