Lanús: Para el Municipio la vuelta a la virtualidad “puede producir un daño irreversible para los chicos”

La secretaria de Gobierno de Lanús, Adriana Storni, pidió que “se revea la situación” del cierre de las escuelas y la vuelta a la virtualidad  porque “puede producir un daño irreversible para los chicos” tanto para “este año como para los venideros”.

Storni subrayó que “los tomó muy por sorpresa” la decisión sobre parar la presencialidad en las escuelas porque “nadie tenía noticias sobre ese anuncio” el cual presenta “un costo educativo enorme y un costo emocional para los alumnos”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, remarcó que la educación “no era un tema que estaba en discusión” y recordó que los ministros nacionales “hacían hincapié que las instituciones educativas no eran un foco de contagio importante”.

Respecto a las nuevas restricciones, la funcionaria lanusense aseguró que “se está llevando adelante un proyecto de ordenanza al Concejo deliberante de ayuda a los comercios gastronómicos de Lanús y se prevé cubrir las falencias con otros recursos del municipio”.

“Lamentablemente notamos que todas estas restricciones vienen por las fallas de un plan de vacunación que por el momento es inconsistente o insuficiente porque el número de vacunas que se esperaban para diciembre no han llegado”, disparó.

Storni denunció que las 17 salas que ofreció el Municipio para realizar la vacunación “fue rechazada por directivas del gobernador Axel Kicillof”. “Las salas están completamente equipadas y puestas a nuevo”, afirmó.

“Ofrecimos nuestro trabajo para cooperar, nuestro personal está completamente capacitado e hicimos un curso intensivo sobre vacunación durante noviembre pero no nos dejaron participar. Estamos doblemente preocupados”, enfatizó.

Además, Storni advirtió que la situación hospitalaria del distrito “es muy grave” porque los hospitales “están prácticamente colmados al 100 por ciento de su capacidad” e indicó que “duplicaron los testeos a los vecinos” para que puedan salir de esta situación rápidamente.

“Espero que el Presidente entienda que el camino es el diálogo y no las decisiones que se toman media hora antes de hablarle a la gente porque cualquier decisión que se tome nos puede perjudicar más de lo que nos beneficiaría”, sostuvo.

Storni vaticinó que “las próximas semanas no serán las mejores porque los contagios van en aumento”  y deseó que se trabaje “conjuntamente con el personal de salud” en donde se pueda elevar una planificación porque “no se puede actuar en marchas y contramarchas todas las semanas”.

“Apelamos a la responsabilidad individual de cada uno y que sinceramente si hay una restricción de circulación se cumpla porque si no, no tiene sentido cerrar los comercios antes porque tiene un costo para los comerciantes que vienen sufriendo desde el año pasado”, reflexionó y agregó que “es muy difícil controlar cada casa de Lanús” pero que intentaran “llegarle al vecino mediante el diálogo y la prevención”.