Lanús: La oposición pone en duda aprobar el Código de Tránsito que impulsa el Municipio

En lo que se prevé que sea la última sesión del Concejo Deliberante de Lanús, el Municipio busca sancionar el Código de Tránsito para el distrito. Desde los sectores de la oposición, Unidad Ciudadana tiene dudas en acompañarlo debido a que se plantea que el Ejecutivo podrá implementar el estacionamiento medido y desde la Cámara de Comercio aparecieron las críticas al respecto.

Según pudo saber DiarioConurbano.com, el jueves a primera hora, los bloques de UC mantendrán una reunión con los integrantes de la Cámara de Comercio para escuchar las críticas al estacionamiento medido. En tanto, desde el Frente Renovador expresaron su apoyo al Código de Tránsito.

“Desde que apareció el proyecto en el Concejo hemos criticado que se autorice la implementación de un estacionamiento medido que va a ser terciarizado a través de empresas contratadas y que pondrán la implementación de grúas que removerán los vehículos. En el debate de Comisión pedimos que quiten esto y solo dejaron un artículo anunciativo de que se puede instaurar el estacionamiento medido pero no estamos de acuerdo y los comerciantes tampoco”, explicó el edil de UC Gustavo Magnaghi al ser consultado por este medio.  

Bajo la misma línea, el concejal de UC-PJ Jorge García destacó que “muchas de las cosas” que su espacio corrigió “se han cambiado” como por ejemplo que “se desdoble el Código de Tránsito y Transporte como fue presentado porque de transporte no se hablaba nada y se haga un segundo capítulo, por eso, lo que se va a tratar es el código específico de tránsito” y criticó que “el Código de Tránsito es igual que el Código Civil o Comercial, no se puede poner que va a implementar una sola empresa el estacionamiento medido”.

Tras la discusión en Comisión de Tránsito, el edil marcó que “aparece ahora un tercer actor en el debate que es la Cámara de Comercio” que se reunirá a las 9 con los bloques para expresar su rechazo a esto.

“Nosotros esperamos que esto se trate el año que viene porque sino son los comerciantes los que van a sufrir las consecuencias. Lo cierto es que no hay voluntad del Ejecutivo de solucionar el tema vehicular. No nos gustan que nos subestimen con que vienen a ordenar el tránsito pero solo quieren recaudar”, arremetió Magnaghi.  

Según los ediles de la oposición, “no hay cambios sustanciales” dentro del nuevo Código de Tránsito más que “el cambio de mano de alguna calle, delimitar cuándo es una avenida y ratificar que se prohíbe la tracción a sangre”, a lo cual, García subrayó que “eso ya estaba prohibido pero no dicen cómo lo van a implementar”.

No obstante, desde el Frente Renovador, el presidente de la Comisión de Transporte, Sebastián Beroldo, consideró que el proyecto “plantea beneficios a corto y mediano plazo como es el cambio de sentido de mano de las calles y el tema de la tracción a sangre” y valoró que “la idea es que nunca hubo un código ordenador, por lo cual, es bueno que se avance, que se pueda formalizar y dar orden. Es un paso hacia adelante y está bien que se agilice y sea todo mucho más fácil para el peatón y el automovilista””.

Respecto a la polémica por el estacionamiento medido, el edil remarcó que “solo es anunciativo, cuando el Ejecutivo crea conveniente implementarlo, mandará el expediente correspondiente”.

Luego de la reunión con los integrantes de la Cámara de Comercio de Lanús, los bloque se reunirán para definir su voto. No obstante, aunque no cuente con el acompañamiento de Unidad Ciudadana, el oficialismo cuenta con los número suficientes para aprobar la ordenanza.