Lanús: La Defensoría del Pueblo, el PJ y un único bloque, los desafíos para la unidad política del FdT

A poco más de una semana de las elecciones generales, el Frente de Todos de Lanús lleva a cabo una campaña de cercanía y de territorialidad en los barrios del distrito con el objetivo de ampliar la victoria en las urnas en el plano local. En tanto, el segundo desafío que tiene la coalición es lograr la unidad política del espacio para vencer en el 2023 y que el peronismo vuelva a gobernar el Municipio – luego de cuatro derrotas consecutivas -.

El viernes el candidato a diputado por el Frente de Todos Daniel Gollan estuvo de recorrida junto a los candidatos a concejales Agustín Balladares y Julián Álvarez. Durante ese encuentro, el quinto candidato en la lista dialogó con los medios locales y apuntó al objetivo de lograr una “unidad política” en el Frente de Todos.

Para Balladares, “está sirviendo” las recorridas que realizan junto a Álvarez y a Omar Galdurralde, el otro precandidato que participó en la interna de septiembre. “Ahora nosotros tenemos la oportunidad de aprovechar esta instancia electoral para poder iniciar un proceso de unidad política”, subrayó.

¿Qué implica ese proceso? Por un lado, acordar quién presidirá la Defensoría del Pueblo que se encuentra acéfala desde principio de este año, ya que, no hubo acuerdo entre el oficialismo y la oposición; por otro lado que haya una unidad de bloque, ya que, ahora en el Concejo Deliberante hay cinco bloques del FdT que funcionan como interbloque y por último que haya unidad para liderar el PJ local que tendrá elecciones en marzo del 2022.

“Son tres hitos que pueden, justamente, construir un sendero de unidad y es el objetivo, apostar a un proceso de unidad política y trabajar bajo esa lógica en el 2023 y que estos tres hechos puedan vertebrar eso. Es el desafío que tenemos por delante estamos predispuestos a avanzar por esa lógica”, aseveró Balldares.

Aunque el FdT local ganó en septiembre, se enfrenta al desafío de ampliar los votos el 14 de noviembre. Para el director de Agenda Política en Jefatura de Gabinete, una posible derrota no pone en riesgo esa unidad política.

“No creo que sea una variable, sino que va más allá del resultado electoral. Obvio que el resultado puede incidir, pero la particularidad de Lanús hace que en esta realidad haya entendido que si abonamos un proceso de unidad política generamos una fortaleza, una competitividad electora y una representatividad aún mayor”, replicó.

En esa línea, el dirigente del Frente de Lanús para Lanús subrayó que “todos los espacios se pueden entender, unidad tampoco significa ensimismarse” y aclaró: “No tenemos que barrer las contradicciones bajo la alfombra, que las tenemos, sino que hay que poder administrarlas y debatirlas de cara a la sociedad como siempre lo hizo el peronismo”.

Al ser consultado sobre los nombres que resuenan de cara al 2023 y la relación con la unidad política que buscan consolidar, Balladares marcó: “Es pronto para hablar de nombres, todos tenemos aspiraciones, que son válidas, pero ahora hay que apostar al proceso político para que pueda decantar esa opción. Primero está el 14 de noviembre”.