Lanús: El Frente de Todos logró aprobar la creación de un registro de ollas populares

Tras varias horas de debate, los concejales del Frente de Todos lograron aprobar la ordenanza que impulsó el espacio De Lanús para Lanús y que crea un registro de ollas populares en el distrito y le ordena al Municipio que asista con elementos de higiene a las personas que trabajan en esos puntos. También, se aprobó, por unanimidad, la resolución para que el Ejecutivo local asista a las personas que se encuentran aisladas por estar infectadas.

Con la ausencia de seis concejales del oficialismo, el Cuerpo debatió por varias horas el proyecto de ordenanza. Entre cuartos intermedios y tires y aflojes, los trece concejales del Frente de Todos hicieron valer su mayoría y aprobaron el expediente que fue confeccionado por el espacio De Lanús para Lanús.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el autor del proyecto, el concejal Gabriel Sandoval explicó que “en el expediente solo se modificó para que quede establecido que este registro es durante el período que dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio, mientras que, a partir de esta ordenanza se garantiza un registro de los puntos solidarios, ollas populares” y puntualizó que “la ordenanza dicta que hay que proveer de los materiales de higiene personal a las personas que se encuentran en estos puntos y la Municipalidad debe garantizar este registro que es de conocimiento público”.

Para el edil de Lanús para Lanús, esta ordenanza “permite volver a generar el entramado social que se rompe con la pandemia. El registro es una herramienta política para toda la política del distrito y es un mapa general de lo que se hace en el municipio” y remarcó que el Ejecutivo local “tiene la obligatoriedad de asistir con todos los materiales de higiene a las personas que trabajan en las ollas populares y hay un protocolo que explica cuestiones básicas de higiene y cuestiones más profundas como la desinfección de los alimentos”.

“Es una forma de canalizar la realidad de las ollas populares, además de la asistencia directa del Municipio. Es una forma, también, para que estos puntos no se transformen en un lugar donde la circulación del virus sea un problema”, aseveró.

En tanto, el oficialismo se opuso a la ordenanza, tras no llegar a un consenso con las modificaciones que propusieron en el articulado. La concejal de Juntos por el Cambio Laura Lavandeira aclaró: “No estábamos en desacuerdo en crear un registro, pero no coincidíamos con el articulado”.

“Cuestionamos que en el proyecto no estaba cuantificado el gasto ni de dónde iba a salir y lo que dijimos es que, si Nación y Provincia mandaba los elementos para las ollas populares, el Ejecutivo se comprometía a distribuirlo. No nos podemos comprometer con algo que después no sabemos si van a estar los fondos para satisfacer la necesidad”, replicó.

En tanto, por unanimidad, se aprobó la resolución que impulsó el la edil del Frente de Todos Karina Nazabal para que el Municipio asista con alimentos a las personas que se encuentran aisladas por estar infectadas. A ese proyecto se llegó a un consenso de modificar una parte del expediente que hablaba sobre la entrega de comida elaborada y se aclaró que se entregará alimentos secos.

Al respecto, Lavandeira aclaró que “lo que proponía el segundo expediente es algo que el Ejecutivo lo viene haciendo, lo que se pidió fue que no diga que sea comida elaborada porque con la cantidad de casos que hay, se está acercando comida a algunos hogares” y subrayó: “No nos podemos comprometer a mantenerlo, pero sí acercar alimentos”.