Lanús: Con una votación ajustada, el oficialismo logró aprobar los gastos del 2020

El Concejo Deliberante convocó a una sesión especial para dar tratamiento a la Rendición de Cuentas del ejercicio 2020. Por un total de 12 votos, con el acompañamiento del concejal del FREJULA, Héctor Montero; y con el voto doble de la Presidencia, el oficialismo pudo aprobar el expediente, tras las críticas de los bloques del Frente de Todos.

A pesar de que la votación estaba asegurada, en el último minuto surgió un imprevisto técnico que puso en duda la aprobación de la ordenanza y puso nervioso al bloque de JxC. Es que los problemas de conexión son habituales en las sesiones virtuales, esta vez, el concejal oficialista Alberto Torres tenía problemas para emitir su voto por la mala señal. Ese problema técnico, casi hace perder la votación 11 a 12, pero después de varios minutos, el edil pudo conectarse.

Desde el oficialismo, el presidente de la Comisión de Hacienda, Omar López, explicó que entre lo presupuesto para el ejercicio 2020 y lo devengado, hay un superávit de un poco más de 1000 millones de pesos. Ya que el presupuesto ejecutado en el 2020 fue de aproximadamente 10 mil millones de pesos, mientras que se devengó 9.017 millones.

“Fue un año difícil no solo para Lanús, sino para todo el mundo. Se registró un incremento interanual del 24% y se presentó un resultado superavitario”, arrancó su presentación el edil, quien a su vez detalló los gastos realizados por el Municipios y los recursos con los que contaba.

Indicó que se registró un incremento anual del 21% en recursos de fuentes propias como así también un gasto del 11% en salud, frente a la pandemia de coronavirus y destacó que “pese a las dificultades propias de la pandemia y una caída de la recaudación, no impidió una respuesta del Municipio para prestar los servicios”. En ese punto, apuntó que hubo una baja de 200 millones de pesos en recursos propios que hace al pago de la Tasa de Servicios Generales y la Tasa de Seguridad e Higiene.

Asimismo, López marcó “la disminución de activos” por parte de Provincia y Nación “de casi 712 millones”. “Eso da muestras de que el Municipio se vio afectado en sus recursos durante la pandemia por el atraso de los Gobiernos nacional y provincial”, subrayó y advirtió que “no hay que hacer muchas especulaciones, solo mirar a los costados”.

“La rendición de cuentas se tiene que aprobar porque ha demostrado absoluta transparencia de los gastos efectuados y los recursos percibidos”, afirmó.

Apoyo de Montero

Una vez más, el voto del concejal del Frente de Todos Héctor Montero clave para que el oficialismo pudiera aprobar su proyecto. Al tomar la palabra, el edil del FREJULA destacó que exista superávit en las cuentas y analizó: “A lo que refiere a la administración de la gestión, de los recursos, y la administración de los gastos, hemos observado con mucho interés y con alegría que al finalizar el ejercicio 2020, se ha obtenido un superávit, que cualquier podría decir que no es bueno que durante la gestión de un año complejo haya superávit, pero es dinero que sobró que ya era devengado”.

Coincidió con los datos que compartió el concejal López y aseveró que “se ha cumplido con los objetivos formulados en el cálculo de recursos, en el presupuesto de gastos y se ha cumplido bastante bien en relación al año trágico que se ha cursado”.

Asimismo, afirmó que “los números fueron correctos, existió una gestión que trabajoó fuertemente con las herramientas que tuvo” y manifestó su acompañamiento “con muy pocas reservas”.

Críticas del Frente de Todos

Tras varios minutos de silencio, la concejala del Frente de Todos-UC Mayra Daporta, pidió la palabra y adelantó el voto negativo de su espacio. En su discurso, la edil criticó que la Rendición de Cuentas “refleja las decisiones políticas y gestión que Cambiemos ha tomado en Lanús desde hace seis años que es gobernar recortando dinero en partidas que tienen ver que ver con ser un Estado presente y garante de derecho”.

Advirtió que según el análisis que realizaron, se registran subejecuciones en áreas sensibles: “En el Servicio Alimentario Escolar, se presta un mal servicio, mala logística, baja calidad de los productos y proveedores que no llegan a cubrir los cupos necesarios en el establecimiento educativo. El gobierno optó por no usar la partida disponible de 30 millones y subejecutó cuando es algo que tendría que estar destinado para la compra de alimentos”.

En ese sentido, la concejala indicó que también se subejecutó el Fondo Educativo, destinado para la reparación y obas ene escuelas; y hasta un 30% en Desarrollo Social. Además, apuntó que el Gobierno municipal subejecutó hasta un 35% los recursos destinados para las campañas de prevención de la violencia de género en el distrito.

“Esto le permitió al Municipio contar con más recursos que los estimados que son ahorros deliberados en áreas sensibles y que deja en evidencia un Estado ausente en los momentos de mayor necesidad y urgencia”, sentenció.

Ante las críticas, Montero tomó la palabra y aclaró respecto a los fondos del SAE que “es dinero que viene de Provincia y que ya está afectado, es decir, que si por algún motivo no se gasta, hay que devolverlo”, como forma desmentir a la oposición.

Tras varios largos minutos de debate, el oficialismo logró la aprobación del expediente.