Con apoyo del FR, el oficialismo de Lanús logró adherir al Pacto Fiscal

Con fuertes críticas de Unidad Ciudadana, el Concejo Deliberante de Lanús aprobó la adhesión al Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal Municipal por mayoría de Cambiemos y con el acompañamiento del Frente Renovador. Por mayoría, también, se aprobó la subasta de tres inmuebles municipales donde funciona Acción Social y se convalidó la ordenanza municipal para reducir el sueldo a los cobradores municipales.

 

Los tres bloques kirchneristas se opusieron a la adhesión del Pacto Fiscal. Al respecto, el concejal de Unidad Ciudadana Gustavo Magnaghi argumentó a DiarioConurbano.com que el voto negativo se debió a que “la modificación de los artículos conlleva a la pérdida de autonomía de los municipios en las decisiones políticas y económicas ” ya que el Ejecutivo local ahora “deberá informar la remisión de cualquier movimiento económico y el MInisterio de Economía provincial tendrá que autorizarlo”.

Apuntó que “tampoco podrán ampliar la planta municipal” y cuestionó que “le están cercenando la posibilidad a los intendentes de decidir sobre su propio municipio”.

Desde el oficialismo, el titular de bloque, Jorge Schiavone, minimizó las críticas de la oposición al manifestar que “era de esperar que tomen esa posición y que digan lo que dicen porque tienen que argumentar el voto” y replicó que “eso de coartar la autonomía municipal no es así porque si de autonomía se trata, durante el kirchnerismo Buenos Aires fue muy perjudicada”. “Tienen una caradurez importantísima”, sentenció.

El cuerpo deliberativo, también, aprobó la subasta de tres inmuebles municipales que pertenecen al área de Desarrollo Social. Con lo que recauden de la subasta, según especificó el oficialismo, “se utilizará para terminar el nuevo edificio de Acción Social que está sobre la calle Melo y los trabajadores tengan mejores condiciones de trabajo”.

No obstante, Unidad Ciudadana manifestó que “es una mala decisión administrativa subastar bienes del Municipio, no era necesario y en el expediente está plasmado que va ser usado para gastos corrientes”.

Bajo la misma línea, la presidenta del bloque UC-FpV, Natalia Gradaschi, remarcó que “la subasta de estas propiedades se da en un lugar que es un polo gastronómico importante y son terrenos que van a valer mucho más de lo que valen ahora” y acusaron al oficialismo de querer “desfinanciar y achicar el Estado”.

Ambos expedientes fueron acompañados por el Frente Renovador, por lo cual, desde el kirchnerismo advirtieron que “desde el 2015 el massismo no es más oposición”.

Por otra parte, el Concejo aprobó por mayoría un comodato con la Policía Local para proveer de gas pimienta y escudos a los efectivos policiales. Unidad Ciudadana decidió no acompañar el expediente al advertir que “esos elementos fueron utilizados para reprimir la protesta social y no dieron los fundamentos para qué protocolo se iban a utilizar”.

Schiavone minimizó las críticas al explicar que son herramientas “para que los efectivos se defiendan de las agresiones porque ya que se ha visto en el Congreso cómo fueron atacados” y arremetió que los ediles kirchneirstas “son de la política de Zaffaroni que si es por ellos, los policías tienen que estar desarmados y ellos tienen que defender la institucionalidad”.

También, con fuertes críticas de UC, se aprobó un convenio entre el Municipio y el Ministerio de Desarrollo Social nacional para que el Ejecutivo local lleve cabo un plan estratégico por dos años para relevar los beneficiarios de la AUH y los que no.

Por último, desde la oposición, cuestionaron que los expedientes enviados por el Ejecutivo fueron entregados con poco tiempo de anticipación, lo cual, “dificulta un análisis exhaustivo” y criticaron que el Municipio “trata al Concejo como una escribanía”.