La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) cuestionó duramente al intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien pidió a las organizaciones sociales no realizar concentraciones masivas durante las actuales restricciones por el coronavirus.

“Desde la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) rechazamos la demagogia del Intendente Néstor Grindetti que, haciendo alusión a la firma de un acuerdo para suspender movilizaciones en el distrito, intenta mostrar una falsa preocupación por cuidar la salud de los vecinos y vecinas de Lanús”, expresó la organización.

En tanto, destacó que son los movimientos sociales quienes están desde el comienzo de la pandemia “reforzando los cuidados en los barrios populares y asistiendo a nuestros vecinos y vecinas”.

“Fueron nuestras compañeras de los Centros Comunitarios, reconocidas por el Estado Nacional como trabajadoras esenciales por las tareas de cuidados vinculadas a la asistencia alimentaria y sanitaria, protagonistas en el territorio y que, al día de hoy, continuamos en primera línea. Las tareas de nuestras promotoras y promotores comunitarios están abocadas a que cada vecino y vecina pueda acceder a inscribirse al Plan de vacunación porque somos conscientes de que es la única forma de terminar con este virus que tanto sufrimiento trajo al pueblo argentino”, añadió la UTEP.

En tanto, denunció que “es su fuerza política, Juntos por el Cambio, la que constantemente se opone de forma irresponsable a toda medida sanitaria que ayuden a frenar el avance del coronavirus. Fue el propio Municipio quien no cumplió con la ordenanza de asistencia a ollas populares aprobada durante el 2020 que determinaba la provisión de elementos de seguridad y productos de higiene para las trabajadoras esenciales que pusieron el cuerpo durante toda la pandemia. Tampoco nos olvidamos que la pandemia profundizó la crisis económica y social que dejaron los 4 años del Gobierno de Mauricio Macri, del cual Grindetti fue parte”.

“Si realmente le importa la situación sanitaria y el cuidado de nuestros vecinos y vecinas, podría empezar por no mentir ni desprestigiar nuestros reclamos diciendo que son canalizados por el Estado Municipal. Así también podría reconocer la tarea esencial que realizan las trabajadoras sociocomunitarias de merenderos y comedores y comenzar a suministrar los elementos necesarios para el cuidado de su salud y reforzar la entrega de alimentos y productos de higiene a cada espacio comunitario, cosa que hace más de 9 meses no sucede”, planteó la UTEP a la vez que denunció que el Estado Municipal “se encuentra ausente en los barrios populares.

“Nuestro ´acta compromiso´ la hemos firmado desde un principio con nuestros barrios, vecinos y vecinas. Invitamos al Señor Intendente a que deje la demagogia de lado y presente ante la Sociedad lanusense las medidas que va a adoptar en esta lamentable segunda ola, para el cuidado y la asistencia de aquellos que peor la están pasando. El contexto que atravesamos nos exige que todos los sectores asumamos la madurez política necesaria para afrontarlo. Los trabajadores y trabajadoras de la economía popular seguimos convencidos de que nadie se salva solo y que necesitamos del compromiso de todos y todas para ponerle fin a la pandemia”, finalizó la UTEP en la respuesta a Grindetti que brindó a través de un comunicado de prensa.