La Universidad de Lanús lanzó un programa de formación de dirigentes políticos y sociales

La Universidad Nacional de Lanús (UNLa) lanzó el ciclo 2020 del Programa Formarnos, su iniciativa de formación de dirigentes en gestión pública y social, el cual cumple el séptimo año ininterrumpido desde su inicio. Este año se titula “Formarnos en tiempo de pandemia. Covid 19, políticas públicas y prácticas comunitarias”.

La videoconferencia fue presentada y coordinada por el vicerrector de la casa de altos estudios organizadora, Nerio Neirotti, quien además es el ideólogo y diseñador del Programa, del que vienen participando representantes de universidades, instituciones de bien público, organizaciones no gubernamentales, mutuales y sindicatos de todo el país.

En este primer encuentro el tema fue “Políticas sociales y gestión local”, siendo los próximos: “Agroecología, soberanía alimentaria y pospandemia”, “Políticas de salud y cuidado”, “Virtualidad, trabajo a distancia y pospandemia”, “Pensamiento nacional y pospandemia”, “Prácticas comunitarias en el territorio”, “Desafíos para las instituciones educativas”. Los encuentros son los días jueves a las 18 y se ofrecerán desde el 22 de octubre hasta el 26 de noviembre, pudiéndose hacer el seguimiento por el campus virtual de la UNLa.

Habrá Conversatorios y/o conferencias con transmisión en vivo por el canal de Youtube, talleres virtuales con espacio de diálogo para compartir conceptos y reflexionar sobre los distintos ejes temáticos, aula virtual: instancia de aplicación práctica mediante diversos dispositivos pedagógicos (foros de intercambio, tareas, wikis), materiales de en el portal institucional (módulos pertenecientes a ediciones previas a disposición del/la tallerista y otras lecturas recomendables).

Ana Jaramillo, rectora de la universidad anfitriona expresó: “No me canso de elogiar este Formarnos que diseñó Nerio”. Refiriéndose al tema de este primer encuentro dijo: “Hoy los municipios tienen que decidir sobre salud, educación y vivienda. No son más ABL. Y todo es política. A nivel local más que democracia es policracia, son gobiernos regionales con responsabilidades”. Y agregó que “muchos docentes universitarios no se creen trabajadores de la educación, pero cuando hay que reclamar lo hacen a través de la paritaria del Estado”. “Las universidades tenemos una responsabilidad, sobre todo con los gobiernos locales. La UNLa se ocupa de los problemas de la salud y de la justicia, porque es el derecho, no es la medicina la que resuelve las cosas. Tenemos las carreras de Salud Mental y de Justicia y Derechos Humanos. Hace muchos años que recurrimos a la interdisciplina para resolver un problema”.

Por su parte, el rector de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (tiene sedes en Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Trelew y Esquel), Carlos De Marziani, comentó que “Formarnos nos permitió aprender y trabajar en gestión con los gobiernos locales, organizaciones sociales, cooperativas, mutuales, organizaciones barriales, estudiantes, militantes y todos aquellos que buscan formarse como ciudadanos responsables y contribuir a la formación de políticas públicas. Existe aquí lo académico y la formación popular”.

Erika Roffler, secretaria de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, mencionó la necesaria articulación entre la universidad, el Estado y la comunidad. “La pandemia nos obligó a repensar la política social para la pospandemia, por la situación con la que nos vamos a encontrar. El Estado es garante de derechos y la justicia social es nuestro enfoque para pensar la política pública poniendo como ejes la cuestión alimentaria, la inserción laboral, los cuidados y la educación de la primera infancia y el hábitat”.

Pablo Yovobich es jefe de gabinete de la Administración Nacional de la Seguridad Social y contó todo lo que se hizo desde el 1° de Mayo, fecha en la que asumió el cargo con su equipo. “Entregamos bonos de $ 5.000 para prestaciones previsionales menores a $ 19.000, bonos de $ 2.000 por hijo para las AUH y AUE; suspendimos las cuotas de los créditos del ANSES; implementamos la Tarjeta Alimentar; se restituyeron los medicamentos sin cargo a Pami; se produjo el congelamiento de tarifas de servicios y transporte. También declaramos la esenciabilidad de nuestra labor para que ninguna oficina permanezca cerrada y en ese marco todos nuestros trabajadores cumplieron con todas las reglas del protocolo y la atención virtual se convirtió en un elemento decisivo. Casi 9 millones de personas recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia 3 veces (se está estudiando una cuarta) y 500 mil trabajadores del sector sanitario recibieron un bono.

Sergio Pianziola, secretario de Educación, Ciencia y Tecnología del Municipio de Almirante Brown, dijo: “Articulamos las posibilidades que brindan Provincia y Nación para generar gestión y poder llevar adelante estas políticas. Desde 2015 nos planteamos una educación pública de calidad en la que avanzamos hasta la pandemia. Hemos logrado salvar muchas vidas y que el sistema de salud no colapse”. Para agregar: “Hace mucho que dejamos de ser ABL y empezamos a gobernar, lo que implicó tomar decisiones. Lo cual también implica trazar una política pública, apoyada por un presupuesto acorde. Priorizamos, jerarquizamos y destinamos el dinero que hace falta para poder acercarnos cada vez más a la justicia social”.

Fabiana Alfaya, delegada municipal en Santa Catalina y concejal de Lomas de Zamora, expresó que es “importante que las universidades sean parte de la definición de las políticas públicas en todos los ámbitos (municipal, provincial y nacional)”. Afirmó que Lomas de amor “tiene casi un millón de habitantes y más de 90 kilómetros cuadrados de superficie. Nuestro intendente, Martín Inzaurralde, ha apostado en los últimos 10 años, a la descentralización, con 19 delegaciones municipales. Tenemos un sistema integrado de medio ambiente (EcoLomas), un sistema de modernización telefónica para los reclamos en todos los ámbitos. Es un Estado presente y de cercanía. Hemos articulado un comité de crisis por la pandemia. Las sesiones del Concejo Deliberante se transmiten por Youtube, ya que usar las redes es una forma de democratizar”.

La diputada mendocina Laura Soto cerró el encuentro haciendo una síntesis y expresando: “La construcción viva, latente, del sentido de la educación como un acto político. Hay tanta denostación sobre la política que hoy es nuestro deber, nuestro compromiso, desde los espacios institucionales educativos, generar sentido y construcción de sentido de ese acto que se convierte en formación ciudadana para interpelar e interpelarnos. Las políticas educativas son políticas sociales. Los dispositivos de hiperindividualización nos separan y nos ponen en riesgo, mientras que la cuarentena nos cuida. La digitalización de la economía pondrá en riesgo el trabajo. Son desafíos para la pospandemia”. Respecto al programa que inaugura el ciclo 2020 la diputada dijo: “Este es un programa de formación de dirigentes que están y estarán habitando los distintos ámbitos. 150 directivos de escuelas se han anotado en el Formarnos de Mendoza. Es una agenda de transición con relaciones de solidaridad interinstitucional.