“La pelea contra la inseguridad no puede ser política”

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, destacó este miércoles que "la pelea contra la inseguridad no puede ser política", en relación a las críticas que recibió por haber firmado por decreto la implementación de la Policía Local.

El mandatario, encabezó junto al ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, y al diputado nacional Martín Insaurralde la destrucción de más de 14.495 armas de fuego, secuestradas durante los diversos operativos policiales.

Advirtió que "en este tema (seguridad) no puede haber miradas mezquinas ni especulación política", y subrayó que la implementación de la Policía Local "es un avance" ya que "no hay medida aislada que nos dé solución a este tema".

A su vez, instó a que "todos los intendentes, pensando en el bien común, siendo coherentes y pensando en facilitar que haya cada vez más policías, vecinos locales con vocación de servicio y jóvenes, no se demoren más y suscriban los convenios" para la creación de la policía local.

Ratificó que "la provincia se hace cargo de su formación, equipamiento y salario", mientras que, por su parte, "los municipios van a poder seleccionar bajo su conducción al jefe local".

Acompañado por Insaurralde, y la Procuradora General de la provincia, María del Carmen Falbo, el gobernador mencionó la incorporación de nuevas patrullas, la destrucción de armas, la lucha contra la droga y la incorporación de 10 mil nuevos efectivos egresados de las escuelas descentralizadas, que promueve desde su gestión.

"Si no hay más armas en las calles no hay posibilidades de entraderas, salideras bancarias, robo de automotores, secuestros, ni los nuevos delitos como la trata de persona, la violencia de género y el trabajo esclavo", finalizó.

Por su parte, Insaurralde destacó la política en materia de seguridad impulsada por el Gobernador y recalcó que "el desarme es fundamental para vivir en una Provincia más segura".

"Quien porta un arma sin permiso, sea del calibre que sea, tiene que ir preso, porque representa un peligro para toda la sociedad", agregó.

Insaurralde dijo que "los tres poderes del Estado debemos unir esfuerzos porque proteger la vida es una tarea de todos", y agregó que "sin armas en la calle la gente estará más segura".