La oposición de Lomas celebró la marcha atrás del impuesto a la nafta

Pese al retroceso del Ejecutivo municipal con el cobro del adicional por cada litro de combustible y GNC vendido en las estaciones de servicio del distrito, desde la oposición celebraron la medida aunque afirmaron que no se trata de una victoria política sino vecinal. Los presidentes de los bloques Cambiemos y Frente Renovador-UNA, Diego Cordera y Ramiro Trezza respectivamente, del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora dialogaron con DiarioConurbano.com coincidieron en que lograron generar un cambio en el análisis realizado por el jefe comunal.

La marcha atrás del Ejecutivo con la Tasa de Vialidad que buscaba el cobro de $0,40 por litro de combustible y $0,15 por m3 de gas expendido en las estaciones de servicio de Lomas de Zamora, generó cierta sensación de triunfo para la oposición aunque moderada, ya que pese a ganar la disputa el hecho no fue considerado como una “torcida de brazo” al intendente Martín Insaurralde.

Por eso, en diálogo con DiarioConurbano.com el presidente de la bancada de Cambiemos en el HCD, Diego Cordera, apreció que la victoria política “no fue de la oposición, fue de los vecinos de Lomas”, mientras que el del Frente Renovador-UNA se expresó en la misma sintonía.

“Le hicimos ver al intendente que era una Tasa que no ayudaba y no servía, producía distorsión, podía generar que muchos trabajadores del sector se queden sin trabajo, que le vaya mal a muchas estaciones de servicio y además de que muchos vecinos tengamos que pagar una Tasa que consideramos injusta”, explicó el edil macrista.

Por su parte, el massista sostuvo que se trató “de una cuestión de mostrar las realidades y que tengan en cuenta a aquellos que somos opositores y también trabajamos por y para la gente”, pero celebró la medida al calificarla como “una tasa injusta para los empresarios PyMEs de la localidad”.

“Se iba a dar una discriminación de donde se iba a cargar combustible y eso iba a afectar al empleo privado de las estaciones de servicio y sus anexos”, observó al tiempo que se dirigió a Insaurralde: “Estuvo a tiempo de recapacitar. Fue fantástico lo que hizo, porque en tiempos de crisis crear y aumentar tasas no está bueno”.

En cuanto a los motivos de la propuesta en una primera instancia y la posterior derogación en ambos casos por parte del Ejecutivo municipal, ambos coincidieron en que hubo una mala evaluación de éste, ya sea por falta de tiempo o cambios que terminaron jugando en contra de la medida.

Mientras el jefe de bloque del FR-UNA sopesó que desde la intendencia “hicieron una lectura parcial” y “no tuvieron tiempo” de analizar el impacto de la tasa ideada porque “tenían el temor de que los subsidios de transportes locales y la energía eléctrica recaigan sobre el municipio”, pero luego “la realidad mostró otra cosa, que no eran necesarias”.

Cordera, en tanto, contempló que tal vez Insaurralde estuvo “mal aconsejado por quin le correspondía que lo asesore en éste tema” o “no hubo el tiempo necesario para evaluar una tasa tan importante”.

Asimismo, pese a la marcha atrás con la Tasa de Vialidad y la de Servicios Asistenciales, que proponía el pago de una alícuota para los pacientes no radicados en el distrito que se atiendan en el sistema de salud público municipal; el concejal de Cambiemos señaló que también irán por la baja de la Tasa por Seguridad y Señalética. “Estoy convencido que el intendente va a ver que no hay que aplicarla y esperemos que dé marcha atrás en algo que también creemos que es injusto”, estimó.

“Desde el primer día consideramos que no había que aplicar estas tres tasas y veníamos planteando alternativas al Ejecutivo municipal para que no lo hagan. Nos gustaría ser más escuchados porque, evidentemente, estamos en lo correcto con las cosas que aportamos y podemos sumar mucho al mejoramiento de Loas de Zamora”, concluyó.