“La muerte más dolorosa para la militancia de Lomas después de la de Bruno Tavano”

El jefe de Gabinete de Lomas de Zamora, Guillermo Viñuales, afirmó que con el fallecimiento de Santiago Carasatorre “se fue el corazón de este proyecto”, en referencia a la gestión del intendente Martín Insaurralde.

“Después de la de Bruno Tavano, para la militancia peronista de Lomas creo que es la muerte más sentida, el dolor más grande”, sostuvo Viñuales en contacto con DiarioConurbano.com.

El funcionario consideró que “este proyecto en sí mismo es Martín Insaurralde pero el corazón y el alma eran ´Beto´”, en referencia a Carasatorre.

Recordó haberlo visto por última vez en el Hospital de Llavallol, donde estaba internado. “Se lo veía con ganas, encendido,  y uno tenía la esperanza de que podía volver a la actividad”, dijo.

Viñuales contó también que conoció a Carasatorre en las internas del PJ lomense de 2003. Luego trabajaron juntos. “Éramos dos personas distintas que congeniamos inmediatamente. Trabajamos, él como presidente y yo como secretario del Concejo Deliberante. Dos años juntos sin un sí ni un no. Un caballero de la política”.

También destacó que el dirigente fallecido “tenía la capacidad de hablar con todos, de estar en el partido, en el Concejo Deliberante. Muy amigo de sus amigos y muy respetuoso de sus adversarios. Muy querido también por los empleados del Concejo”.

“En lo personal, un dolor grande porque habíamos generado una gran relación en los últimos tiempos. Habíamos compartido todas boletas de la gestión de Martín Insaurralde. Y consolidamos muchos el vínculo cuando fue intendente interino”, finalizó.