La juventud de Unidos y Organizados participó de la Marcha de la Gorra

(Por Unidos y Organizados Provincia de Buenos Aires) La juventud organizada es mística pura, tiene la capacidad de transformar un dolor profundo en grito, consigna y fiesta. Así lo demostraron este martes por la tarde los y las jóvenes de Unidos y Organizados de la Provincia de Buenos Aires en la quinta Marcha de la Gorra contra el gatillo fácil y la violencia institucional, que se extendió desde la 9 de Julio, por Avenida de Mayo hasta el Congreso de la Nación, junto a otras agrupaciones políticas y sociales.
Fue una jornada militante en la que cantaron y saltaron para canalizar la bronca y la angustia de haber perdido a otros como ellos. Le dijeron a la Policía de la Ciudad que la semana pasada asesinó a balazos a Lucas González que su gorra es la que mata, no la de los pibes y pibas de los barrios que son sistemáticamente perseguidos, víctimas de torturas y muerte en las cárceles y en las calles por el sólo hecho de ser jóvenes, pobres, morochos y vestir de una manera que los señala como chorros y peligrosos.
“Basta de gatillo fácil”, “Bajen las armas, que hay niñxs jugando”, “Nunca más violencia institucional”, “Mi ropa no es delito”, “Debajo de cada gorra hay un pibx con su historia”, “Justicia por Lucas”. Algunas de estas fueron las consignas que se leyeron en carteles, sumadas a las banderas y ciertas dedicatorias al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a figuras políticas que, con la complicidad de los medios de comunicación poderosos, exigen mano dura, “cárcel o plomo” y baja de la edad de imputabilidad.
De la actividad participaron la legisladora porteña por el Frente de Todos Lorena Pokoik; Osvaldo Herrera, referente de la Juventud de Unidos y Organizados; Bruno Gómez, director de Formación Profesional del Municipio de Lomas de Zamora; Araceli Peralta, responsable del área de Derechos Humanos del Centro de Formación Profesional 406 de Ingeniero Budge; entre otros militantes y referentes del espacio político de varios distritos bonaerenses.
Luego de la marcha, Osvaldo Herrera expresó: “Como militantes, exigimos justicia por Lucas González y por todos aquellos y aquellas personas que sufren y han sufrido violencia institucional, para que haya un cambio radical, ya que por cuestiones de apariencia les jóvenes somos muchas veces discriminados, amenazados y detenidos sin causa. Mientras que los ladrones sinvergüenzas que endeudan al país a cien años y fugan dólares en paraísos fiscales siguen libres.”
Y concluyó: “Nosotros y nosotras, la gran mayoría de les pibes, no nos resignamos a vivir así. Por eso estamos acá, luchando por nuestros derechos: necesitamos políticas públicas que den respuesta real a nuestras necesidades de tener una vivienda digna, que se nos garantice la salud, la educación y el trabajo. Que se respete nuestra libertad de elegir quiénes queremos ser y no sufrir persecución ni ningún tipo de violencia.”
Por su parte, Lorena Pokoik manifestó: “Un orgullo ver a nuestra juventud con capacidad de indignarse frente a la injusticia y no naturalizar jamás los abusos de las fuerzas de seguridad.”