La CTA Autónoma reclama una reunión “urgente” del Comité de Crisis de Lanús

Oscar de Isasi, secretario General de CTA Autónoma de la Provincia de Buenos Aires planteó la necesidad de tener que “un Estado participativo, democrático y popular que le dé soluciones a la sociedad, se construye con el protagonismo de las organizaciones libres del pueblo”. El dirigente manifestó su preocupación por la situación sanitaria en Lanús. “A pesar del notable esfuerzo de las organizaciones, se hacen imprescindibles mecanismos institucionales que permitan coordinar el esfuerzo para evitar la pérdida de vidas por causas evitables, prevenir contagios, y que las familias en condiciones de vulnerabilidad no la pasen tan mal”.

En tanto, el dirigente planteó que “es indispensable volver  convocar al Comité de Crisis que se reunió hace más de un mes, y que se articule el trabajo en ollas populares, colegios, iglesias y todos los lugares que dan de comer para cubrir la creciente emergencia alimentaria, sin discriminar a ningún espacio por su identidad política o creencia religiosa”

“Pese a las medidas acertadas en materia de emergencia sanitaria por parte del gobierno, que están pasmadas en que nuestro país presenta un índice de contagios inferior al de países hermanos, quedan otras cuestiones pendientes para resolver conjuntamente sobre el impacto de la crisis económica generada por la pandemia, sobre todo en quienes ya venían con muchos problemas antes”, continuó de Isasi, “y es por eso que el rol de las organizaciones sociales se decisivo: Lanús es un claro ejemplo de ello donde se multiplicaron las acciones solidarias y con vecinas y vecinos que antes quizás no participaban, pero ahora prestan su hombro para acarrear la situación”.

El titular de la CTA Autónoma bonaerense señaló que “si bien es cierto que el crecimiento de las ollas populares nos llena de orgullo por la solidaridad de nuestro pueblo, debe ser un alarmante signo de preocupación para el intendente Grindetti”.

“La mayoría de las ollas populares no son reconocidas formalmente por el Municipio, no reciben asistencia estatal alguna y dependen de los esfuerzos vecinales. La colaboración de comercios y vecinos, como es obvio, también está sujeta a que ellos tengan para ayudar, y el avance de la crisis económica no reconoce sectores sociales”, apuntó el dirigente.

“Es por ello es imprescindible que el municipio de Lanús atienda el pedido del Movimiento Lanús Libre de Hambre, la CTAA Regional Lanús, la UTEP y varias organizaciones hermanas, y convocar inmediatamente a la apertura del comité de crisis para coordinar acciones con la totalidad de los espacios que hoy combaten el hambre en Lanús”, sostuvo de Isasi,  y coincidió con el planteó de las organizaciones sobre que “el tiempo apremia, y en este marco, los errores se miden en vidas” ya que “mañana será tarde para responder”.