La Regional Lomas se diferencia de la CGT nacional y va por una intersindical

Costello Carlos CGTLomasTras el acuerdo del Triunvirato de la CGT nacional con el Gobierno para llevar a cabo la reforma laboral, la CGT Regional Lomas de Zamora manifestó su total repudio y anunció que buscarán formar una intersindical entre la otra CGT regional, la CTA, la CTEP y otros gremios para “dar batalla y defender los derechos de los laburantes, más allá de lo que piense el Triunvirato”.

 

En diálogo con DiarioConurbano.com, el secretario general de la CGT regional y dirigente de la UOM, Carlos Costello, advirtió que rechazan “toda negociaciòn al respecto de la reforma laboral” al cuestionar que “en nada beneficia a los trabajadores ir a una negociación que es todo para atrás” y subrayó que “ es algo totalmente ilógico”.

“Algunos compañeros se manejarán con otra lógica pero nosotros estamos hablando con todas las organizaciones gremiales, con la CTA, CTEP, la otra CGT  para conformar una intersindical”, adelantó el representante gremial y apuntó que el lunes realizarán una conferencia de prensa para brindar los detalles al respecto.

Sin embargo, sostuvo que “el objetivo de la intersindical, más allá de la identidad y las diferencias políticas  de cada sector, es tratar de hacer cosas en común, movilización, volanteadas y acompañar otras acciones que hagan los compañeros” y aclaró: “La idea no es unificarnos bajo una misma sigla sino que cada uno con su parte trate de tener una unidad en la acción”.

En este sentido, criticó el acuerdo al que llegaron las autoridades de la CGT nacional al advertir que “es ilógico que cualquier dirigente gremial acepte una rebaja sin hacer nada porque hay cosas que son imperiosas” y remarcó que “se tendría que haber hecho el paro de 24 horas que estaba programado y llamar a un confederal pero no se hizo y evidentemente eso fue darle tiempo al gobierno”.

Asimismo, coincidió con que en la CGT nacional se vive una crisis debido a tal decisión, a lo cual, manifestó que “la Corriente Federal lo que planteó es la unidad a través de un programa, es lógico” y arremetió que “ciertos dirigentes no quieren estar atados a un programa y creen que el cargo da la conducción pero no es así”.

“Nadie conduce a través de un cargo sino que se conduce cuando se representa a los trabajadores y eso no ha ocurrido. Sí va haber una crisis, no se cuanto tiempo durará, que negociaciones habrá, existe pero hablamos de tener una actitud desligada de lo que es la CGT nacional”, sentenció y apostó a tener “una actitud regional para revalidar cual es el verdadero sentido de las regionales”,

Por último, el dirigente gremial, aseveró que “la reforma laboral se tendrá que enfrentar en la calle con la unidad desde abajo y ganando la calle” al disparar que “la forma política tradicional posiblemente sean contraria a los trabajadores”.