La CGT Carlos Costello cruzó al acuerdo con la UIA: “Fuimos más comprensivos que los empresarios”

Ante la postura de la CGT nacional de ratificar el acuerdo con la Unión Industrial Argentina (UIA) para que se reduzca el salario de los trabajadores que no trabajen, la CGT regional Carlos Costello se mostró distante de esa decisión y la consideró “atemporal” ya que sostienen que una decisión así debería ser “la última instancia, no la primera”. También, expresaron su preocupación por el riesgo que corre el cobro del aguinaldo el próximo mes.

“Ese acuerdo lo veíamos con cierto distanciamiento porque entendíamos que no había un pronunciamiento concreto sobre aquellos que tenían que tributar un impuesto a la riqueza, pero son los mismo que piden ayuda al Estado mientras piden que se reduzca el salario del trabajador y se niegan a aportar porque dicen que no corresponde que tributen impuesto en su factura personal”, replicó el secretario adjunto de la CGT regional lomense, Leandro Acosta, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Asimismo, planteó que “hay otra realidad que hay que tener en cuenta que es la de las pymes, los talleres chicos, que debido a estas cuestiones no pueden abonar el salario completo. Esta decisión tendría que haber sido la última instancia, no la primera. Tendría que ser referéndum de determinadas cosas”

“Cuando tributen los de zozobra económica, hablamos porque parece que la racionalización de ingresos pasa por los que estamos más expuestos”, aseveró.

En ese punto, reclamó que “algunos empresarios tengan honestidad intelectual a que aquel que tiene capacidad económica contribuya con el país, para pasar este momento, y que no aproveche esto para maximizar el ingreso” y reclamó “un poco de solidaridad”.

En ese sentido, Acosta se refirió a la posibilidad de que el pago del aguinaldo corra peligro, a lo cual, aclaró que “debe estar debidamente justificado por aquellas empresas que instrumenten la petición de pagarlo en cuota o traten de justificar que no pueden pagar los aguinaldos” y sostuvo que “ahí sí debe ser sostenida por el Estado”.

“Los trabajadores tuvimos paciencia en determinadas cosas y fuimos más comprensivos que lo que han sido los empresarios”, disparó.

El secretario adjunto, además, subrayó que “hay empresas que pueden pagar, las energéticas no pueden alegar nada de esto, no pueden y no deben alegar ningún tipo de problemática para pagarlo, tuvieron superávit en los últimos cuatro años” y apuntó que “hay otros rubros que no han gozado de eso, como la metalmecánica”.

Para finalizar, el dirigente sindical instó a que “las empresas que puedan y tengan recursos, no deben olvidarse de acompañar los desfasajes inflacionarios y que no aprovechen esta cuestión para sacar ventaja” y reclamó: “Hay compañeros que están haciendo trabajo esencial; ellos deberían tener un reconocimiento diferenciado del resto de la sociedad como a los trabajadores de salud, seguridad, emergencia y los trabajos vinculados a la alimentación”.

“No puede ser que sigan salarios congelados desde fin de año cuando todo sigue subiendo”, concluyó Acosta.