La CGT Azul y Blanca marcó la cancha y se reunió con Viñuales

Vinuales CgtLa línea Azul y Blanca de la CGT regional de Lomas de Zamora Azul y Blanca se reunió con el intendente interino lomense, Guillermo Viñuales, con el fin de realizar la presentación formal de la CGT regional  y para delinear los pasos a seguir en el marco de los problemas que están teniendo los gremios y los trabajadores.  Es la primera reunión de la Confederación regional y la próxima se estima que será  con el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el secretario adjunto de la CGT Azul y Blanca, Jorge Torres, destacó que “fue la primera reunión y muy importante” y sostuvo que cuando el intendente Martín Insaurralde vuelva de su licencia “se le va trasmitir lo hablado en el encuentro para empezar a trabajar en conjunto”. “La realidad es que nos presentamos para tener proyectos en y actividades en común como así también para evaluar el presente del movimiento obrero”, enfatizó.

No obstante, lejos se está de la unificación de las dos facciones de la CGT y por el momento se puede diferenciar el sector representado por Carlos Costello, Claudio Olivera y Verónica Dell Anna (Azul y Blanca) y el otro encabezado por Sergio Oyhamburú. Ambos dicen estar normalizados, a lo cual, Torres remarcó: “Hicimos todo lo estatutario en la CGT  a nivel nacional y lo proclamamos con el secretario de Interior, Francisco Gutiérrez, que es la autoridad máxima con respecto a las normalizaciones y cumplimos todos los requisitos. La otra hicieron una presentación vía escribano, nada más”.

Señaló, asimismo, que están “abiertos a todos aquellos que se quieran juntar en pos de mejorar el movimiento obrero” pero subrayó que “algunos deberán dejar de lado los egos personales y mirar hacia los trabajadores” y le atribuyó las dificultades para llegar a la unidad a “un tema personal”.

Sin embargo, Torres aclaró: “Hoy por hoy hay una sola CGT regional y somos nosotros que estamos legalmente constituidos pero estamos abiertos  escuchar y absorber todas las propuestas con humildad para trabajar en pos de lo que tenemos en común”.

“Estábamos dispuestos a discutir cualquier tipo de cargo, si existía la posibilidad de un triunvirato o un unicato tenía que decidirse a través del consenso y no por primeriada  o por una cuestión de egoísmo porque todos los gremios tenían que estar representados de la mejor forma”, recriminó Torres y aseguró que “no” están “lejos de seguir el camino de la unidad”.

En este sentido, descartó que las diferencias entre los dos sectores sean por cuestiones estrictamente políticas al manifestar que “la CGT tiene al proyecto nacional y popular como cabecera que incluya y sea inclusiva” y apuntó que “más allá de lo que piensan algunos dirigentes, la CGT tiene que ser amplia y desde un primer momento se apoya a los proyectos, no a los hombres”.

Por otra parte, los gremios aglutinados por Sergio Oyhamburú se escudan en que tienen el respaldo del Triunvirato de la CGT nacional, a lo cual, Torres manifestó que “no existe ningún problema con los compañeros del Triunvirato” pero admitió que tienen “una postura más crítica por las ultimas cosas que está haciendo el gobierno nacional porque hay que ser más duros con las acciones que se llevan a cabo y  encontrar alguna respuesta a los conflictos”.

Para finalizar, el secretario adjunto adelantó que esta semana se estarán reuniendo con el intendente Mariano Cascallares y así continuarán reuniéndose con los jefes comunales de la región.