La Bancaria de Lomas criticó el anuncio de cierres de sucursales del Santander Rio

A meses del inicio del conflicto con Santander Rio, la Bancaria Regional de Lomas de Zamora desmintió que la entidad deba reducir las sucursales por “la pandemia’‘ y aseguró que el sector fue uno de los que mantuvo sus ganancias. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Ezequiel Carissimo, representante de la Bancaria Regional Lomas de Zamora, aseveró: “El Banco dice que tienen que cerrar porque no da la misma ganancia, que es todo lo contrario porque han ganado más holgados que otros años. Las empresas nunca pierden, siempre quieren que pierda el trabajador”. 

En el día de ayer la Asociación Bancaria convocó a un cese de actividades y en la sucursal de Lomas de Zamora se acató en gran medida en protesta por el cierre de 100 sucursales y la pérdida de 1.200 puestos de trabajo.

En este marco, Carissimo explicó que el banco “enfrenta el conflicto chantajeando y apurando a los trabajadores” con los retiros voluntarios. “El Santander tiene ganancias extraordinarias todos los años y en la pandemia el sistema financiero fue uno de los que mantuvo sus ingresos. Ya informaron que esto es parte de un plan para reducir a nivel nacional las sucursales del Santander Rio”, declaró el representante lomense.

Según lo explicado, el gremio realizó asambleas en todo el territorio nacional para repudiar el cierre de las sucursales y reclamar el bono establecido en paritarias. 

Además, Carissimo destacó que la Asociación busca mediar a traves del ministerio de Trabajo para llegar a un mejor acuerdo. Sin embargo, advirtió que de no poder concretar un acuerdo, se retomarán las medidas de fuerza.

“El compromiso lo tienen entre empresarios nada más y poco con sus empleados que es quienes les generan sus ganancias. Si no se resuelve el conflicto se agravará según lo que quiera imponernos la entidad”, manifestó Carissimo.

El delegado del sindicato descartó la posibilidad de que se extienda a otras entidades bancarias esta medida de recorte del gasto y opinó que este conflicto responde a un “capricho” de un CEO extranjero del Santander Rio. 

“No creemos que se ampliará a otros bancos, las cámaras empresariales se reparten en distintos sectores y más allá de entender lo que es generar trabajo en Argentina, la gente siempre quiere ir al banco porque quiere hablar con una persona cara a cara, no con una máquina”, aseguró Carissimo.