Kravetz: “Nuestro trabajo es hacer que el delincuente tenga miedo”

El jefe de Gabinete y secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, criticó la “visión más garantista y menos punitiva” del gobernador Axel Kicillof y de la Justicia, al tiempo que destacó las políticas implementadas del ministro bonaerense de Seguridad, Sergio Berni, y aseguró que su rol en el distrito “es recuperar la calle” y hacer que “el delincuente tenga miedo”.

El funcionario criticó a la gestión del gobernador Axel Kicillof por su política de seguridad inicial y los fallos judiciales que coinciden en una “visión más garantista y menos punitiva” y que propiciaron aumentos en los índices de delincuencia gracias a la liberación de presos.

En rueda de prensa digital advirtió que “hubo un rebrote en la inseguridad en el distrito y en todo el Conurbano, no solo con la aparición del coronavirus sino desde finales del año pasado” y sustentó su posición en dos razones, una que surge de dictámenes de la Justicia y otra de decisiones políticas que se retroalimentaron.

“Por un lado hubo un fallo de la Corte de la provincia que, por la superpoblación en las cárceles, permitió una gran cantidad de liberaciones y por el otro un factor político, porque la seguridad y la política van de la mano –aclaró-, que generó un relajamiento de las fuerzas de seguridad” ante una “visión más garantista y menos punitiva” que habría dejado entrever el gobierno bonaerense y a la que habría respaldado la Justicia.

Esto se suma a que “cuando las fuerzas de seguridad no tiene en claro para donde ir y cuando su accionar es sostenido legalmente, lo que hacen es no actuar”, analizó, y consideró que “el único tema en la materia al que se refirió Kicillof en un principio fue el hacinamiento de los presos y no habló de la inseguridad en la provincia o de lo que pretendía para las fuerzas”, aunque valoró el “reencauce” que luego hubo gracias a su equipo.

Y observó que en Lanús, más allá de un inicio de pandemia con “tasas suizas” y un posterior repunte hasta igualar con diciembre pasado como había advertido en otra ocasión, en la actualidad “aumentó la violencia en los delictivos” y eso “está relacionado con la impunidad ante los delitos”.

“Parte de nuestro trabajo es recuperar la calle, que el delincuente tenga miedo. No pueden hacer lo que quieran, tienen que sentir que lo que hacen es un riesgo infinito”, aseguró.

Pese a las críticas al gobierno bonaerense, Kravetz destacó la relación con los ministros de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y de la provincia, Sergio Berni, con quienes confesó hay “buena relación y diálogo”.

Sobre éste último afirmó que, “más allá de la alineación política”, está más cerca de sus políticas de seguridad que de las establecidas por Ritondo ya que plantea la “descentralización de las fuerzas de seguridad”.

En esa sintonía, destacó que la implementación de las “Estaciones de Policía”, con las cuales ponderó que “se busca descentralizar el control de la Policía Bonaerense en relación con los territorios”, entendiendo que ese proceso está orientado a que “la política se tiene que hacer cargo de las fuerzas de seguridad”.

“Este paso es superador al de la Policía Local porque permite manejar toda la fuerza bonaerense que uno tiene en el distrito. Estamos orientados en el camino de la descentralización de la seguridad en la provincia y con sus bemoles está bien implementada. La seguridad pública en el mundo va para el lado que la está planteando el equipo de Berni”, aseguró.

Consultado por DiarioConurbano.com sobre la reunión que mantuvo días atrás el presidente Alberto Fernández, algunos de sus ministros como el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham), Fernando Espinoza (La Matanza), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Jorge Ferraresi (Avellaneda) para dar precisiones sobre el “Plan Centinela” a implementarse en el AMBA, Kravetz señaló que “nadie informó oficialmente nada” sobre el mismo aunque tienen comunicaciones “no oficiales” con funcionarios sobre el tema.

Sobre las ausencias de los ministros de Seguridad de la Nación y de la provincia en ese cónclave sostuvo que se debe a que “hay una discusión más política que relacionada con la seguridad” y es sobre “quien maneja la plata” porque incluso todavía se desconoce si esos fondos serán girados directamente a los municipios o a la provincia.

Sin embargo, indicó que es “bienvenido lo que se haga ahora” y que “si nos dan la plata directamente a nosotros, ya tenemos bien en claro en que la vamos a gastar” pero “si se la dan a la provincia, seguro que también tienen en claro en qué gastarla”, por eso “lo importante es que aparezcan los fondos para invertir”.

El “Plan Centinela”, que el presidente delinea desde hace semanas con el gobernador Kicillof, se trataría de un plan nacional de seguridad que inyectaría en un principio 12 mil millones de pesos para aumentar la cantidad de patrulleros y efectivos policiales, generar “puntos seguros”  en las paradas de colectivos, las cuales contarían con botones de pánico y más cámaras de seguridad; la refacción de comisarías y la construcción de cárceles, todo en el Gran Buenos Aires.