Kicillof en el acto de 25 de Mayo convocó a “dejar de lado el individualismo”

NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, MAYO 25: El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó esta mañana el acto de conmemoración por el 211° aniversario de la Revolución de Mayo. Fue en el jardín de la Casa de Gobierno, donde estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y los intendentes de La Plata, Julio Garro; de Berisso, Fabián Cagliardi; y de Ensenada, Mario Secco. Foto NA

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dijo hoy que la Revolución de Mayo “tuvo un inmenso componente popular”, destacó que en esa gesta histórica fue clave la “unidad del pueblo entero”, y convocó a “dejar de lado el individualismo”, al encabezar esta mañana un acto por la fecha patria en el jardín de la sede del Ejecutivo provincial ubicada en la ciudad de La Plata.

“La Revolución de Mayo tuvo un inmenso componente popular, una inmensa participación popular”, dijo el mandatario, quien apuntó que “lo más importante para destacar en estas luchas es que un pueblo entero se unió para dar estos combates”.

Durante el acto por el 211º aniversario de la Revolución de Mayo, Kicillof repasó la gesta histórica y la comparó con la pandemia de coronavirus que afecta al mundo, acompañado por el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco; el intendente de La Plata, Julio Garro; el de Ensenada, Mario Secco; el jefe comunal de Berisso, Fabián Cagliardi; el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel “Tucho” Fernández; el arzobispo de la Iglesia Siriana Ortodoxa de Antioquía, obispo Crisóstomo Juan Gasalli; y el referente de la comunidad judía Agustín Marcoff.

“Es importante y por eso agradezco especialmente a ‘Tucho’ el ofrecimiento de armar ese acto donde estén representadas distintas iglesias en un momento tan crítico y complejo para nuestro país”, destacó el mandatario, quien lo consideró una etapa que requiere de “muchísima fortaleza y tolerancia”.

El gobernador señaló que este 25 de Mayo se conmemora “una gesta patriótica del pueblo” y consideró que “hoy dentro de nuestra historia, esta época va a ser recordada por lo difícil y dolorosa”.

“Es una fecha que a todos nos trae muchísimos sentimientos y también debería acercarnos a reflexionar sobre esas grandes batallas que dio nuestro pueblo. La Revolución de Mayo tuvo un inmenso componente popular. Sé que toda comparación es odiosa, pero estamos en una lucha inesperada para la humanidad entera y muy desafiante y dolorosa. Estamos hablando de enfermos y de muertos, de caídos y de bajas en esta lucha contra el coronavirus”, subrayó.

Agregó que esta gesta histórica y las que siguieron fueron “hechos de liberación del pueblo” y “episodios donde el componente más importante para destacar es que un pueblo entero se unió”, y que los elementos claves fueron esa “unidad” y “solidaridad”.

En esa línea, estimó como “imposible enfrentar un desafío, un invasor, o luchar por la independencia, si todo el tiempo hay que estar, a la vez, discutiendo cada paso, o generando discursos para que no haya desánimo, confrontación o desconfianza”.

Kicillof apuntó que el primero de los factores para que esas luchas se ganaran es la unidad, y evaluó que “a quienes les tocaba dirigirlas, encabezaban estas batallas”, y el resto, podía “criticar o sugerir, pero debían un esfuerzo para acompañar y no dividir”.

“Ninguno de estos hechos históricos, invasiones inglesas, Revolución de Mayo, guerras de la independencia, podría haber llegado a buen buen puerto si primaban el individualismo y la especulación, si lo que hubiera gobernado las conductas de la sociedad es el ‘sálvese quien pueda’, el pensar en uno mismo y no en el otro”, ponderó.

Y en ese sentido, agregó: “La gran enseñanza que nos dejará la pandemia cuando se vaya es que el factor central, lo que más contribuyó para vencerla ha sido nuevamente la solidaridad”.

En ese marco, dijo que “a los patriotas de la revolución”, lo que les generaba angustia era “la dependencia, la dominación, la falta de soberanía y libertad” y destacó la importancia de recordar la historia “para ser mejores en el presente, para no cometer equivocaciones y recalcar esas líneas que hay que seguir construyendo y alimentando”.

“Hoy, en el aniversario de la Revolución de Mayo, convoco al pueblo de la provincia de Buenos Aires a seguir a pesar de todo lo que se presenta en contra, dejar de lado el individualismo, el egoísmo, el pensar solo en uno, y eso que ha sido la clave para luchar contra esta pandemia que es la solidaridad, la unidad, la entrega y por supuesto el patriotismo, hoy celebramos nuestro día de la patria, así que a los y las bonaerenses; ¡Viva la Patria!”, enfatizó.

Por su parte, el arzobispo Fernández pidió “tener presentes a todas las familias que están sufriendo la enfermedad o la muerte de algún ser querido”. En tanto, Gasalli rezó por “sanar a los enfermos, curar a quienes están en los hospitales y recordar a todos los que han fallecido”. Por último, Marcoff brindó una oración para que la población “pueda superar estos momentos de angustia”.

En tanto, el intendente de La Plata, Julio Garro, instó a “reflexionar” y a trabajar” para construir un país sin divisiones”, al participar hoy del tradicional Tedeum por el 211° aniversario de la Revolución de Mayo, que se celebró en la Catedral de la capital bonaerense, luego de haber participado del izamiento de la bandera nacional junto a Kicillof.

La homilía que tuvo lugar hoy en los jardines de la Catedral fue encabezada por el arzobispo Fernández y contó con la presencia de un grupo reducido de autoridades locales en el marco de los protocolos establecidos por el Covid-19.

“Un nuevo 25 de mayo que se conmemora de manera distinta, pero más unidos que nunca”, afirmó el jefe comunal platense en referencia al contexto sanitario que atraviesa el país, y remarcó: “Para salir de esta situación debemos tirar para adelante, con trabajo y humildad, con el esfuerzo de los vecinos y el compromiso de la dirigencia política”.