Kicillof buscará fortalecerse en el Senado para remover al procurador Conte Grand

En las próximas elecciones legislativas, Buenos Aires deberá renovar la mitad de sus senadores y la mitad de sus diputados. El Frente de Todos se enfrenta a la tarea de consolidar una mayoría en ambas Cámaras para sí no depender del voto de Juntos por el Cambio en proyectos claves.

Uno de los objetivos del Gobierno de Axel Kicillof es elegir a un nuevo procurador y desplazar a Julio Conte Grand, quien responde políticamente a la línea de Cambiemos. Mientras que el otro objetivo es cubrir la vacante dejada en la Corte bonaerense por el fallecido Eduardo De Lázzari. A esto se le sumaría un espacio más que dejaría a mitad de año el presidente del alto tribunal, Luis Genoud, quien ya hizo trascender su decisión de jubilarse.

Por eso, en las próximas elecciones legislativas del 14 de noviembre, el Frente de Todos buscará aumentar el número de bancas en la Cámara Alta, ya que ahora cuenta con 20 escaños mientras que la oposición tiene una mayoría de 26.

El peronismo renovará 22 escaños en Diputados y 7 en el Senado, y el macrismo 19 legisladores en la Cámara baja y 16 en la alta. Además, terminan su mandato 3 diputados de Cambio Federal (el sector de Rogelio Frigerio, Emilio Monzó y Gustavo Posse), uno de la izquierda y otro de la bancada 17 de Noviembre.

Esa relación de fuerzas implica que la oposición, no sólo es mayoría, sino que además cuenta con quórum propio, con lo que obliga al oficialismo a consensuar y negociar el tratamiento de cada proyecto que ingresa a la Cámara alta.

En Diputados, si bien el oficialismo no cuenta con quórum propio, es la primera minoría al tener 46, de las 92 bancas. Esto lo coloca a sólo un voto de lograr mayoría y quórum, lo que consigue en la mayoría de las sesiones con bloques aliados ya que, a diferencia del Senado, en Diputados existen otras tres bancadas además de la de la JxC.

Frente a este escenario, el Frente de Todos buscará mejorar la performance electoral para obtener más bancas sobre todo en el Senado, donde se renuevan 23, de sus 46 lugares, pero también engrosar sus filas en Diputados, donde se reeligen 46 de sus 92 legisladores.

La ventaja del oficialismo es que Juntos por el Cambio pone un número importante de bancas en juego, 17. Eso le da una ventaja al Frente de Todos que solo pone en juego seis escaños. Si logran consolidar una mayoría en el Senado, la Provincia podrá impulsar las reformas en las Justicia que tienen en agenda.

Crisis/oportunidad: Kicillof y el desafío de reconstruir la Corte | Letra P | Periodismo Político

Cambios en la Justicia

De cara al próximo escenario electoral, fuentes cercanas a la Gobernación remarcaron que un punto clave tiene que ver con la necesidad de “renovar varios cargos que duran mucho tiempo, como el del Procurador o las vacantes en la Corte Suprema”.

Kicillof debe designar a dos -podrían ser tres desde agosto- de los siete miembros que componen el máximo tribunal bonaerense, además de cubrir vacantes en distintos juzgados de la provincia. “El tiempo histórico demanda que esos espacios sean ocupados con gente con una perspectiva más progresista y con mayor sensibilidad social para que la administración de justicia sea no sólo más eficiente sino más moderna”, evaluaron las fuentes consultadas a Télam.

En ese sentido, aclararon que “no se pretende una Corte oficialista bajo ningún punto de vista” y subrayaron: “Esta no es una necesidad del actual Gobierno sino de la sociedad, que demanda una renovación”.

Entre las vacantes que debe reemplazar, se encuentra el puesto del fallecido juez Eduardo De Lázzari; y la vacante que dejará Genoud si se confirman los rumores de que presentaría su renuncia a la presidencia de la Corte.

Para realizar esos cambios, Kicillof necesita de una mayoría tranquila en el Senado que le permita realizar esos movimientos y no una oposición que marca la agenda legislativa.

Cómo se reparten las bancas por sección

En estas elecciones, se renovarán 46 bancas de las 92 que hay en Diputados y 23 de los 46 senadores. La provincia se divide en ocho secciones electorales: cuatro de ellas renuevan senadores (Primera, Cuarta, Quinta y Séptima) y en las restantes cuatro se eligen diputados (Segunda, Tercera, Sexta y Octava).

En la Primera Sección, que comprende 23 distritos del norte y oeste del Conurbano bonaerense, se eligen 8 senadores. Hoy 3 integran el Frente de Todos y 5 Juntos por el Cambio.

En la Segunda, comprendida por los 15 distritos del norte de la provincia, se votan 11 diputados. Actualmente, el macrismo tiene a 6 de ellos y el Frente de Todos, 5.

En la Tercera Sección electoral, compuesta por 19 distritos de la zona sur del Conurbano bonaerense, se eligen 18 diputados. Hoy, 10 de ellos son del oficialismo; 4 de Juntos por el Cambio; uno del Frente de Izquierda y de los Trabajadores; uno del bloque 17 de Noviembre y 2 de Cambio Federal.

En la Cuarta Sección electoral, compuesta por 19 distritos del noroeste provincial, se votan 7 senadores. En la actualidad, 4 de esos parlamentarios corresponden a JxC y dos al justicialismo.

En la Quinta Sección, compuesta por 23 distritos del este bonaerense, se eligen 5 senadores. Tres de ellos integran la bancada macrista y dos el Frente de Todos.

De igual manera, en la Sexta Sección, compuesta por los 22 distritos del sur provincial, se eligen 11 diputados. En la actualidad, 6 pertenecen al bloque opositor JxC y 5 al Partido Justicialista.

En la Séptima, que comprende a ocho distritos del centro bonaerense, se eligen 3 senadores, todos ellos de JxC.

En la Octava, que corresponde al partido de La Plata, se votan 6 diputados: dos son del Frente de Todos, tres de JxC y otro de Cambio Federal.