Juntos por el Cambio advirtió sobre la falta de patrullaje para combatir la inseguridad en Quilmes

El concejal de JXC Ignacio Chiodo criticó la situación de inseguridad que viven los vecinos en el populoso distrito de Quilmes al denunciar que “no se ven los patrulleros en las calles” y que “la guerra contra el narcotráfico y el narcomenudeo ha crecido exponencialmente”.

La falta de seguridad en los barrios del conurbano recalienta los debates del arco político sobre qué hacer para bajar los índices de delitos y brindarle mayor tranquilidad a la comunidad que tiene miedo de salir a la calle.

En el distrito gobernado por la intendenta del Frente de Todos, Mayra Mendoza, todavía sigue a flor de piel el dolor de la comunidad ante la injusta muerte del joven Lucas Cancino (17) asesinado en octubre pasado cuando un ladrón quiso quedarse con su bicicleta y pertenencias en el momento que el chico iba para la escuela.

“En Quilmes últimamente mermó el patrullaje en la calle. Se ven menos patrullas en los cascos urbanos. Ni me imagino en la periferia”, advirtió Chiodo. “Dicen que la falta de personal policial es debido al covid y por eso hay mucha gente licenciada. Y además porque otros policías quedaron afectados a los operativos en la costa. Lo cierto es que la inseguridad cada vez es mayor y no veo una política acertada para cambiar esta realidad”, agregó.

La inseguridad es una problemática generalizada. Sin embargo, en la provincia de Buenos Aires y especialmente en los distritos de la tercera sección electoral con el mayor índice de habitantes, recrudece día a día.

“No creo que sea una cuestión de Quilmes”, marcó el concejal y analizó que “el delito se ha profundizado en Buenos Aires por el cambio en la política de seguridad que plantea este gobierno. Es muy distinta a lo que hizo el gobierno anterior, principalmente muy distinto en lo relacionado a la lucha contra el crimen que impulsó la ministra Patricia Bullrich y la lucha contra el narcotráfico. Eso ya no se ve”.

En ese sentido, Chiodo criticó que “ya no se derriban búnkers” por lo cual “el narcotráfico ha crecido exponencialmente y provoca inseguridad”.

Y recordó que durante la gestión del ex intendente Martiniano Molina había “una secretaría que trabajaba alineada con el resto de los organismos. Todo el trabajo que se hacía estaba en línea con los fiscales y la estación policial. Fue una etapa en la que se derribaron búnker y allanaron puntos de venta de menudeo de droga”.

Agregó que en esa época, entre los planes para combatir la inseguridad “planificamos y creamos los corredores escolares seguros. Si esa política se hubiera mantenido tal vez no hubiese sucedido el caso del chico de la escuela en Ezpeleta” dijo Chiodo en referencia al asesinato en ocasión de robo que terminó con la vida de Lucas Cancino.

Por Mónica Galván