Insaurralde impulsa regularización de puesteros de la Salada con una ordenanza

LaSalada Ribera Puestos

El municipio permitirá la habilitación de comercios en las casas con frente a la Ribera Sur entre Machado y Tavano para que los puesteros instalados en las veredas abandonen la situación de precariedad en la que se desenvuelven. En la ordenanza que se aprobó en la última sesión del Concejo Deliberantecon el respaldo de todos los bloques y el argumento de permitir a los vecinos la regularización de su situación ante el “momento de crisis económica, social y laboral ante el cual el municipio no puede estar ajeno”, se establece que habrá facilidades y el proceso de regularización durará hasta fin de año.

La ordenanza, por la cual se crea el “Programa de Habilitaciones de Comercios de Frentistas sobre el Camino de la Ribera Sur”, busca blanquear la actividad comercial que informalmente varios vecinos realizan en las puertas de sus casas o de los puesteros que se instalan sin ningún ordenamiento municipal y cortar con un circuito de alquileres ilegales de espacios sobre la línea municipal durante los fines de semana, lo que traía aparejado disputas por el control de los mismos.

Para las habilitaciones comerciales en esa franja, el propietario del local deberá ser lomense, domiciliado frente a la ribera y se le entregará un plazo para la construcción del local hasta el próximo 31 de diciembre, fecha en la que deberá estar finalizado y habilitado.

Luego de ese límite, no solo regirá la imposibilidad de armar puestos sobre la vereda sino que además, si alguno lo hiciere, sus productos a la venta serán decomisados como ya se les informó a los comerciantes, advirtieron desde el oficialismo municipal.

Si bien hay varios vecinos que ya tienen en las puertas de sus casas sectores ambientados para la explotación comercial, lo que el ejecutivo propuso por medio de la ordenanza que se presentó como de “último momento” en la pasada sesión es flexibilizar el sistema de habilitación como lo hace en sectores de Cuartel IX o San José, donde no se requiere la presentación de escrituras o la aprobación de planos.

Las facilidades entregadas por el municipio radican en la posibilidad de pagar los costos de la habilitación en tres cuotas, pero no estarán exentos de abonar las tasas correspondientes por el inmueble y la actividad. También se los ayudará en el proceso de regularización con programas que les acerque oficinas móviles para realizar trámites y guía en los pasos necesarios para enmarcarse, adelantaron.

Asimismo, el local deberá contar con las especificaciones edilicias –16 m2 como mínimo con baño– y condiciones de seguridad establecidas por el municipio para enmarcarse en la ley, todo dentro del terreno en el que está edificada la vivienda.

Su propietario deberá ser el mismo que el de la vivienda –no necesariamente puestero en la actualidad–, no podrán construirse más de dos en la misma propiedad y si fuera más de uno rige la imposibilidad de hacerlo en forma vertical porque se consideraría una “galería”, algo que la medida no aprueba al igual que la construcción de paseos comerciales.

Es para beneficiar al vecino lomense que tiene una microeconomía y que trabaja en ese sector” porque “van a entrar en la legalidad, no van a volver a ser explotados por un montón de gente y va a ser más económico lo que tendrán que pagar”, aseguró la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en el Concejo Deliberante, Ana Tranfo, a DiarioConurbano.

En cuanto a la explotación del local, el mismo puede ser utilizado por el propietario para comercializar sus productos o realizar alguna actividad profesional, como también alquilado a un tercero con contrato para que lo haga durante los siete días de la semana. Para eso, el que se instale deberá estar registrado en el ámbito lomense como los comerciantes o profesionales de cualquier otro punto del distrito.

De ésta forma, además, se liberará la entrada a la estación de bombeo que habitualmente era tapada por puestos que impedían el ingreso a la misma.

Tranfo sostuvo que con la ordenanza los puesteros “pasarán a ser legales” y evitarán los aprietes y pedidos de coimas que muchas veces denunciaron: “Si viene algún muchacho a quererles cobrar porque están usando el espacio, no pueden; si pasa alguna fuerza de seguridad a querer cobrarles por hacer la vista gorda, no puede, y si va un inspector y tienen las cosas en regla, tampoco puede”, remarcó la edil.

En los considerado de la presentación, se esgrimió que el país se encuentra inmerso “en momento de crisis económica, social y laboral ante el cual el municipio no puede estar ajeno” y que “buena parte de la población lomense ha sido despedida y han iniciado emprendimientos comerciales en sus viviendas, que no pueden ser regularizados por la normativa vigente”, algo que desde Cambiemos no vieron con buenos ojos pese a que en el recinto la ordenanza no tuvo oposición.