Grindetti: “Parece que Depetri tiene vergüenza de que Díaz Pérez esté en el Frente de Todos”

En el marco del cierre de su campaña local, el intendente Néstor Grindetti, cargó contra el Frente de Todos y su contrincante, Edgardo Depetri, luego de que acusara al oficialismo de hacer campaña sucia. También, minimizó el reclamo de los trabajadores del UPA para que haya mayor seguridad en el lugar y se lo atribuyó a “cuestiones políticas”. 

En diálogo con la prensa, el jefe comunal coincidió con la gobernadora María Eugenia Vidal de que se realizó una autocrítica a partir de la derrota en las PASO y enfatizó: “Es nuestra característica escuchar a la gente y María Eugenia nos enseñó. Hace 18 años que trabajo al lado de ella y siempre mostró esa empatía con la gente y su capacidad de escuchar y cuando uno comete un error lo tiene que corregir”.

En ese sentido, Grindetti no enumeró aquellos errores que se cometieron para llevar a la derrota en agosto pero apuntó: “Lo que nos diferencia con la oposición es la capacidad que tenemos nosotros de escuchar para hacer política porque si se no escucha, no se pueden corregir los errores que se cometen”.

Mientras se desarrollaba el cierre de campaña, el Frente de Todos publicó un comunicado acusando a Juntos por el Cambio de realizar “una campaña sucia y violenta”. Al respecto, el intendente replicó: “No sé a qué llaman campaña sucia porque si campaña sucia es decir que Darío Díaz Pérez apoya a Depetri, no es mentira. Díaz Pérez es presidente del PJ, forma parte de la alianza, su esposa está en la lista”. 

“No sé cuál será el mérito para que Darío esté ahí pero parece que Depetri tiene vergüenza que Díaz Pérez esté ahí. No veo que eso sea una campaña sucia decir que Díaz Pérez es lo mismo que Depetri”, disparó. 

Asimismo, recordó que “se propuso hacer un debate público, se mandó una ordenanza y ellos decidieron no aprobarla”, a lo cual, indicó que “es el otro candidato que no quiere hablar de los problemas de Lanús sino que quiere hablar de Venezuela, del dólar y de cuestiones que los intendentes no tienen el alcance para solucionarlo”.

A pocos días del domingo 27 de octubre, el jefe comunal destacó el trabajo que realizaron desde su espacio para capacitar “a los 500 vecinos nuevos que se sumaron para fiscalizar” y apuntó que el objetivo “es tratar que no sucedan eventuales problemas que ya hubo” en agosto.  

Por otra parte, Grindetti se refirió ante la posibilidad de que Cambiemos gane en el orden local pero pierda a nivel nacional y provincial, lo cual, dejaría a una gestión opositora a Nación y Provincia; y confió en que primará el consenso y diálogo con los candidatos Alberto Fernández y Axel Kicillof. 

“No me lo puse a pensar esa posibilidad porque vamos a ganar en todas las instancias pero cuando fui ministro, me tuve que sentar a dialogar y negociar con Fernández cuando era jefe de gabinete y con Axel Kicillof cuando era ministro de economía y eso fue posible”, replicó y subrayó que “en la gestión municipal las cuestiones son más concretas de gestión y no tanto de ideología, tapar un bache no es una cuestión ideológica y nos vamos a poner de acuerdo para la gente”. “Hay posibilidad de diálogo, por lo menos de mi parte”, aclaró.

 

Conflicto en el UPA

Desde el lunes pasado, los trabajadores del UPA decidieron suspender el servicio en la Unidad de Pronta Atención debido a los reiterados hechos de inseguridad y exigieron mayor presencia policial. Además, advirtieron que la medida de fuerza continuará hasta que haya una respuesta del intendente. 

Al ser consultado sobre este reclamo, Grindetti indicó que “es una cuestión política” y cuestionó que “a días de las elecciones plantear un tema que no es así porque las estadísticas dicen claramente que se ha mejorado la seguridad en el distrito y el Municipio se está ocupando de eso”. 

“No pasó ninguna cosa extraordinaria para que paguen los platos rotos la gente porque en definitiva, si ellos no atienden en un hospital que es de emergencias, lo que genera es complicaciones en la vida de la gente”, sentenció.