Con movilización al Anses, gremios denunciaron el vaciamiento del programa Ella Hacen

El Frente Barrial de la CTA y otras organizaciones se agolparon en la puerta de Anses en Villa Albertina para exigir que no se desmantele los programas Argentina Trabaja y Ella Hacen debido a que aseguran que afectará a las obras que se realizan en los barrios y a miles de mujeres víctimas de violencia de género que no pueden independizarse económicamente de sus parejas. En el marco de una jornada de lucha que se llevó a cabo en más de cien puntos de Anses de todo el país, los trabajadore se movilizaron desde el barrio lomense hasta el Ministerio de Desarrollo Social.

“Como nos mandan a Anses a reclamar, entonces acá estamos para reclamar, concientizar a la gente y pedir explicaciones de por qué están desapareciendo los programas como Ellas Hacen que era una contención económicas para las compañeras que sufren violencia de género”, indicó el secretario general de la CTA en Lomas de Zamora, Duilio Quiroga, en diálogo con DiarioConurbano.com

Y acusó: “La idea del Gobierno de Macri es tener un programa de capacitación pero que en el fondo tiene la idea de que no laburamos porque somos negros brutos pero si se levantan los programas, todas las obras que habìa de trabajo comunitario dejarán de realizarse”.

Detalló que a través de un decreto firmado por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, “manda a los compañeros a terminar la primera o la secundaria pero va a desaparecer la contención social” y recriminó que “en paralelo en Loma de Zamora cerraron más de 200 cursos del Plan Fines y bachilleratos para adultos”.

“No entendemos la idea que tienen porque hay un achique en educación y sacan los programas de trabajo. Parece una idea de Argentina descansa”, chicaneó.

Asimismo, puntualizó que en Lomas de Zamora “alrededor de 6000 mil trabajadores” quedaron sin el plan y advirtió que “cuando la gente empiece a no cumplir porque ahora comenzarán a pagarle por estudiar y no tienen donde estudiar, va a ser difícil”.

Además, Quiroga sostuvo que con este decreto el Gobierno nacional “se está ahorrando 1500 millones de pesos” pero a costa  de desmantelar una red de contención de miles de trabajadores.

Por último, el dirigente sindical reclamó una Ley de Trabajo Cooperativo que “contenga la obra popular pública y con la que se pueda trabajar en el mejoramiento habitacional”.

“No queremos que a la gente le paguen por no trabajar, queremos que los compañeros trabajen estudien y puedan acceder a un trabajo digno”, sentenció.