Grabois: “Vamos a terminar siendo una repartija de planes sociales si no hay una planificación”

Tras seis meses desde que la pandemia de coronavirus llegó al país, se profundiza el debate sobre la “Argentina postpadenmia” y el plan económico y social que debe desarrollarse para que la crisis no siga escalando. En el marco de un conversatorio virtual organizado por el Instituto Patria, el dirigente de la CTEP, Juan Grabois, ahondó sobre el Plan de Desarrollo Humano Integral para la Argentina pospandemia; junto a la subsecretaria de Desarrollo Humano, Laura Berardo; y a integrantes de diferentes comisiones del instituto.

“La tragedia es profunda y la situación del país es grave. Escuchamos con optimismo a los funcionarios el gobierno, pero yo veo que estamos muy muy mal por el virus neoliberal y doblemente mal por una pandemia que, si bien es un hecho inesperado, cualquiera que respeta la sabiduría popular de los pueblos originarios, se veía un signo de los tiempos. Hubo menos plagas en el Egipto de Moisés que las que tenemos hoy”, aseveró el referente del MTE al iniciar la charla virtual e instó a “pensar de qué forma se quiere vivir y que hay que cambiar algunos chips en la cabeza”.

En esa línea, planteó que una de las discusiones que tuvo con la vicepresidenta Cristina Kirchner es que a partir del 2001 “se empieza a vislumbrar al interior de la clase trabajadora que el neoliberalismo había creado un desdoblamiento que integraba al mundo de la globalidad productiva y un sector que quedaba fuera” y el debate con la ex presidenta iba en torno a que “si aun habiendo un gobierno excelente durante 20 años ¿se va a alcanzar el pleno empleo? La posibilidad de que todo el mundo acceda a un trabajo asalariado y estable”. “Tengo una posición sobre eso, creo que no”, manifestó.

“Aun en el mejor escenario macroeconómico posible y con un gobierno que defienda al pueblo, por la estructura de la economía global, eso no se puede hacer si no se cambian algunos paradigmas”, advirtió y apostó a “recuperar el espírito de los planes quinquenales” que fueron ideados durante los gobiernos de Juan Domingo Perón.

Par Grabois en un contexto mundial como en el que se encuentra el país con un capitalismo totalmente cuestionado y con grandes desigualdades, es imperioso “tener una dirección clara, concisa, pensar la planificación desde los excluidos” y replicó: “Soy un orgulloso defensor de nuestra capacidad, pero veo la contradicción de que podemos hacer un satélite, pero tenemos a cinco millones de hermanos viviendo en barrios populares”.

“No tenemos una sistematicidad y una planificación que ponga como prioridad absoluta al Estado y a todos los aspectos de la persona. Si no logramos aprovechar esta oportunidad, lo que se viene es una tragedia porque esto no puede ser una repartija de planes sociales y es lo que va a terminar siendo si no hay una planificación”, sentenció.

Asimismo, detalló que la propuesta que encara tiene “tres componentes conceptuales: por un lado la integración y construcción urbana, que el sector privado haga una parte y el sector de la economía popular haga otra; el otro componente es la direfenciación entre trabajo, empleo y ayuda social; y el tercer consenso es transporte multimodal y repoblamiento porque hay un viejo mito que hay una competencia entre el tren y el camión y ya es hora de derribar ese mito porque se puede compatibilizar tranquilamente”.

A su turno, la coordinadora de la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social, Laura Berardo, recordó que “durante los cuatro años de macrismo se monitoreó permanentemente lo que pasaba en Argentina, los retrocesos que hubo y eso llevó a rediscutir muchas de las cuestiones para pensar cómo se sale de esto” y remarcó que desde su comisión “se propuso superar los debates que se fueron dando y dejar mirar la política social como asistencia para tener programas”. Entre los ejemplos que mencionó, hizo referencia a “la cuestión de la seguridad alimentaria, poder producir y pensar la soberanía alimentaria”.

Acto seguido, replicó: “Pensar la economía social, que vos nos interpelas, cómo hacemos para que, en esta etapa de capitalismo, pensar el trabajo que se fue generando en el marco de emergencia, cómo humanizar el trabajo y un sistema que está basado en la desigualdad”.

Apuntó como eje de debate a “cómo seguir construyendo inclusión y el trabajo para que sea el motor de la vida humana en un modelo que agudiza la desigualdad” y destacó que “hoy se puso en escena la intervención del Estado para pensar estas cuestiones hay que valorarlo para ir pudiendo pensar estas propuestas”.

“Necesitamos fortalecer estos espacios y este proceso de unidad que venimos construyendo y cómo le damos el carácter político a este proceso”, remarcó.

Por su parte, la integrante de la comisión de Trabajo, Ofelia Cédola, destacó el plan presentado por Grabois y valoró: “Tu propuesta nos tiene pendientes y se abre una ventana de oportunidades en medio de la tragedia y vino a poner luz en la obscena desigualdad que existe en el país y en el mundo”. “No solo muestra la desigualdad estructural que se acentúa en la pandemia, sino que si tomamos los últimos datos de Unicef, a fines de diciembre se proyecta que 63% de los chicos van a estar debajo de la línea de la pobreza, se habla de 4500 barrios sin servicios básicos, tenemos que mirarnos en esa realidad”, aseveró.

También participaron del encuentro, el integrante de la comisión de Hábitat y Territorio, Rubén Pacolini; de Desarrollo Productivo, Industrial, Agroforestal y Pesquero, Debora Giorgi; y de la comisión Infraestructura, Abel Fatala.