Frederic propuso “mecanismos alternativos de resolución de conflictos” en Seguridad

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, disertó en un encuentro a distancia organizado por el Centro de Estudios de Políticas Públicas Bonaerense (CEPPBo) y el Centro de Análisis y Elaboración de Políticas Públicas (CAEPP) titulado “Desafíos y Perspectivas para una Argentina Unida”. Allí destacó el nuevo paradigma utilizado por su cartera basado en un “mecanismo alternativo de resolución de conflictos”.

En el encuentro de este miércoles la funcionaria nacional y vecina de Temperley hizo hincapié en la necesidad de acercar la cartera a la gente, ya que fue un pedido especial del presidente Alberto Fernández hacer que “sea un ministerio que genere no solo políticas de seguridad sino también de Estado y federal”.

“Nos propusimos que el uso de las fuerzas de seguridad sea el último recurso, no el primario”, algo que “se desarrolló con las poblaciones originarias tras las tragedias de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel” aseguró Frederic sobre el perfil del organismo que comanda.

“Este mecanismo alternativo de resolución de conflictos pone al diálogo, a la mediación y la negociación como un recurso para evitar la intervención violenta del Estado, siempre con el aval de la Justicia”, explicó la ministra de Seguridad de la Nación.

Gracias a éste, reveló que “se evitaron varios conflictos con represión en la Ciudad de los que nadie se enteró porque no ocurrieron luego del diálogo con organizaciones sociales, productores rurales y algunos sindicatos que los desarticularos”, aunque precisó que este tipo de abordaje “no es posible sin la articulación y coordinación con otros ministerios”.

Por otra parte, explicó que si bien “la función principal de las fuerzas de seguridad es la lucha contra el delito complejo y las organizaciones criminales que están en contra de las leyes federales” con la pandemia “hay una demanda alta de efectivos de fuerzas federales en las provincias, en especial en Buenos Aires y Santa Fe” y que en el resto la misma “se incrementó al ritmo de los picos de contagio”.

En esa línea y en referencia con su último libro “La Gendarmería desde adentro”, el cual cuenta el trasfondo de la puesta en valor de esa fuerza de seguridad durante el gobierno de Néstor Kirchner, Frederic sostuvo que “una de las fuerzas más pedidas es la gendarmería porque no tiene casos de gatillo fácil”

“La Gendarmería es una institución que se fortalece en una época que hace falta que haya un instrumento para gestionar la conflictividad con el menor uso de la fuerza posible, porque pese a todo no tiene casos de gatillo fácil, tiene una gran legitimidad y es la que más demandan todos los distritos”, apreció.

Y sostuvo que uno de los desafíos secundarios del Ministerio de Seguridad es “cómo comunicar lo que se hace, qué comunicar y como corrernos de las falsas grietas para mostrar la eficacia de las medidas, las cuales deben redundar en un mayor bienestar de la población”.

Por último señaló que los espacios de participación ciudadana en el ámbito de la seguridad como los foros vecinales son “experiencia muy valiosa y un camino a perfeccionar” aunque sopesó que éstos “deberían ser más democráticos en la medida de que discutan cómo hacer para llevarles seguridad a la comunidad en su conjunto y no solo que quiere uno y otro, una negociación entre demandas”.

El encuentro estuvo coordinado por el fundador de CAEPP, Javier Ruiz y el presidente del CEPPBO, Luis Ajmechet; mientras que moderó la abogada Florencia Piermarini, y contó con la participación de Carlos Conti, presidente de CAEPP, y la concejal del Frente de Todos en Lomas Fabiana Afaya, entre otros dirigentes y funcionarios.