Fernández pidió “no hacer política con la pandemia” y anunció un bono para médicos

Télam 19/04/2021 Buenos Aires:El presidente Alberto Fernández valoró hoy la gestión sanitaria de la pandemia llevada adelante por su Gobierno, al encabezar un acto en el que anunció una inversión de 10.155 millones de pesos para reforzar el sistema de salud ante la segunda ola de Covid-19.Foto: Presidencia

El presidente Alberto Fernández defendió este lunes las medidas adoptadas la última semana para mitigar la expansión del coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires, pidió no hacer “política con la pandemia” y sostuvo que si bien las decisiones pueden ser “antipáticas”, no es momento para ser “simpático” con el “electorado”.

En ese marco, reiteró que su “única preocupación” es “cuidar la salud de los argentinos” y sostuvo que cada una de esas medidas son “decisiones de política sanitaria avaladas por datos de la autoridad sanitaria” y “no escuchando a los políticos ni leyendo encuestas”.

Así lo expresó el encabezar un acto realizado desde el Salón del Bicentenario de la Casa Rosada en el que fueron anunciadas nuevas inversiones para el sistema de salud y un bono de 6.500 pesos para más de 740 mil trabajadores del sector.

Allí, el Jefe de Estado recibió apoyo de gobernadores a las restricciones dispuestas por el Gobierno Federal para moderar la “segunda ola” de casos de Covid-19.

Fernández hizo alusión a la judicialización por parte de la Ciudad de Buenos Aries del Decreto de Necesidad y Urgencia presidencial que dispone la suspensión de las clases presenciales como una de las medidas para mitigar la expansión del coronavirus en el marco de la segunda ola de la enfermedad y, en ese sentido, pidió no hacer política con la pandemia ya que no es momento de “serle simpático al electorado”.

El Presidente fue directo al señalar que las medidas “no son de política económica o educativa, sino de política sanitarias” y que le da “tranquilidad” de conciencia haberlas tomado ya que “lo más importante es la salud de los argentinos”.

Respecto a los planteos judiciales realizados por el Gobierno porteño por las clases presenciales, Fernández señaló que es “importante que los maestros estén vacunados” y subrayó que la jurisdicción porteña se encuentra en anteúltimo puesto en la materia, con sólo 14 mil dosis aplicadas.

Tanto él como los gobernadores que lo precedieron en el discurso señalaron la importancia de aplicar medidas para contener el crecimiento de los casos en el AMBA que, tal como ya se demostró durante la primera ola del año pasado, es un área que funciona primero como epicentro y luego como difusora de la enfermedad hacia las restantes jurisdicciones.

“Entendamos que el virus no conoce la General Paz”, señaló Fernández respecto de la dinámica epidemiológica comprobada.

Con motivo del repaso de obras públicas realizadas durante la pandemia para expandir la atención médica y poner en foco aquellas que actualmente se llevan a cabo, el acto sirvió para escuchar las palabras de cinco gobernadores provinciales que, con diversos matices, brindaron apoyo a las decisiones de la Casa Rosada.

El más vehemente fue el bonaerense, Axel Kicillof, quién consideró “repugnante” que se utilice a la Justicia “para perjudicar a los que tienen que ser cuidados” y aseguró que, en cambio, él prefiere “ser antipático” antes que ser “absolutamente irresponsable y hacer política con la vida y la muerte”.

En ese sentido, dijo que “recurrir a la Justicia, estando fuera de jurisdicción es la peor de las respuestas” y relacionó lo decidido por los jueces porteños con el “lawfare” que “no afecta principalmente a los funcionarios o dirigentes, sino a la sociedad y a la gente”.

Al referirse al incremento de contagios, remarcó que en el AMBA “se entró de lleno en la segunda ola”, y dijo que nadie se “enamora” de medidas como la suspensión de las clases presenciales sino que “se trata de combatir una pandemia con los elementos” que se tienen “a mano”.

También fue taxativo el gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, quien no sólo pidió que “no se judicialicen” las acciones para controlar la pandemia sino que fue más allá: “Nos llama la atención que se resuelva judicialmente con un fallo a medida de las autoridades locales”, dijo en clara alusión a la Ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, Alicia Kirchner, desde Santa Cruz, hizo referencia al “estado de derecho” y a la necesidad de un cuidado conjunto de “un país que se tiene que ver como un todo”.

En ese sentido, y en referencia a la dinámica viral que se inicia en el centro del país y se difunde hacia la Patagonia y el norte, explicó que fueron “muchísimos” los casos positivos detectados en turistas, visitantes y transportistas provenientes de “Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires”.

“Trabajemos entre todos solidariamente. Miremos a la Argentina de manera federal, no solo desde nuestro lugar, sino en cómo la conducta de cada una de las provincias puede incidir en el resto”, dijo Kirchner.

Sergio Uñac, mandatario sanjuanino, manifestó por su parte el acompañamiento de “cada una de las medidas” adoptadas que buscan el equilibrio “con lo económico, con lo educativo”.

“Respetar las medidas, vivir en un estado de derecho es algo que nos ocupa a todos y quienes tenemos responsabilidades públicas tenemos que hacer que eso sea el gran mecanismo de lógica, de contacto y de establecimiento de normas que debemos respetar entre todos”, añadió el gobernador.

Finalmente, el santafesino Omar Perotti dijo estar “deseando” que las políticas en el AMBA “vuelvan a tener la coordinación que tuvieron en los inicios”.

“Todos sabemos que desde allí (el virus) se traslada al interior, y todo lo que allí se pueda trabajar coordinadamente en la mejora de la salud es un beneficio para todos”, pidió el gobernador.