Fernández: “Los únicos que deben tener miedo son los que delinquen” en Gran Buenos Aires

TELAM 16042021 El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que "los únicos que deben tener miedo en el Gran Buenos Aires son los que delinquen y el resto debe disfrutar de una vida feliz", tras anunciar el envío de mil gendarmes al conurbano bonaerense para sumarse en los controles ante las nuevas restricciones en medio de la pandemia de coronavirus. foto Presidencia de la Nacion Amb

El presidente Alberto Fernández aseguró este viernes que “los únicos que deben tener miedo en el Gran Buenos Aires son los que delinquen y el resto debe disfrutar de una vida feliz”, tras anunciar el envío de mil gendarmes al conurbano bonaerense para sumarse a otras fuerzas de seguridad en los controles por dos semanas ante las nuevas restricciones en medio de la pandemia de coronavirus.

“No hay más espacio para tolerar la delincuencia y menos en una pandemia”, sostuvo Fernández al encabezar un acto en la sede de Gendarmería de Campo de Mayo, donde entregó móviles y equipamiento a las fuerzas de seguridad federales.

El presidente advirtió que “solamente los que delinquen tengan miedo en el Gran Buenos Aires” y agregó que “en el Estado de derecho hay reglas y se deben cumplir” por lo que, remarcó, hay que ser “inclementes con los que delinquen”.

Acompañado por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, e intendentes del conurbano bonaerense, el Presidente señaló: “Tenemos que ayudar a darle seguridad a cada vecino y vecina del Gran Buenos Aires en pandemia y siempre, pero en pandemia mucho más porque es una etapa en la que todos sufrimos”.

En referencia a la incorporación de mil efectivos más de fuerzas federales en los operativos de seguridad que se realizan en los municipios bonaerenses, precisó: “Teníamos 4 mil efectivos y vamos a sumar mil efectivos más”.

“Esos 5 mil efectivos van a permanecer todo el tiempo que sea necesario hasta que pongamos en orden el desorden que el delito genera”, agregó.

Al respecto, advirtió que “cada hombre uniformado está para cuidar y proteger a los vecinos del Gran Buenos Aires”.

Fernández recordó la ayuda de Nación el año pasado a la provincia en materia de seguridad y aseveró: “Vamos a llevar adelante de una vez y para siempre un trabajo mancomunado en un plan de seguridad, aprovechando la experiencia en el territorio de los intendentes para que en el Gran Buenos Aires los únicos que tengan miedo sea los que delinquen”.

“Que solamente los que delinquen tengan miedo en el Gran Buenos Aires y el resto disfrute de una vida feliz”, concluyó.

El evento se realizó luego de que el Presidente se reuniera en la Quinta de Olivos con el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta para debatir las medidas de restricción adoptadas por el Gobierno nacional para contener la expansión de contagios en la segunda ola de casos de coronavirus.

Sobre las nuevas medidas de restricción, afirmó: “Hay que ser muy negligente para no darse cuenta de la gravedad del momento”.

“Tenemos que tomar el toro por las astas porque la pandemia tiene un virus que no negocia y si nos agarra dormidos nos mata”, acotó.

Por eso, destacó: “No pienso negociar con el virus ni con nadie y voy a tomar todas las medidas que sean necesarias aunque sean antipáticas para algunos”.

“Necesitamos 15 días de cumplimiento estricto con el mayor aislamiento posible para frenar el ritmo de contagio”, concluyó Fernández, quien avizoró que “como una vez le ganamos al virus, le vamos a volver a ganar por segunda vez”.

En el acto desarrollado en el partido bonaerense de San Miguel, el Presidente estuvo acompañado por la ministra Frederic y los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham), Mayra Mendoza (Quilmes), Fernado Espinoza (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo), entre otros.

En su discurso, Frederic consideró que “las fuerzas federales vienen demostrando un gran profesionalismo y un gran compromiso en cada diversa tarea que se le ha encomendado”.

“Han demostrado que son efectivos imprescindibles para llevar tranquilidad, seguridad, prevenir el delito y realizar investigaciones en regiones específicas como en la provincia de Buenos Aires”, dijo la ministra de Seguridad.

Mayra Mendoza aseveró que “la articulación es una obligación que tenemos que hacer entre la Nación, provincia y municipios para darle mayor tranquilidad a los vecinos y las vecinas”.

En el marco de los mayores controles que requerirá garantizar el cumplimiento de las medidas de restricción a la circulación en el Area Metropolitana de Buenos Aires, con más cantidad de personal de Seguridad asignado a la tarea, el Poder Ejecutivo nacional decidió incorporar más efectivos e incrementar el personal operativo.

Así, en el marco del Plan Nacional de Seguridad para el AMBA se incorporarán 1.000 gendarmes y se incrementará en un 40 por ciento el personal operativo mientras duren las nuevas restricciones a la circulación para contener los contagios de coronavirus.

El Presidente entregó a tal fin 150 nuevos vehículos que fueron adquiridos con una inversión de más de 582,8 millones de pesos para fortalecer las capacidades operativas y logísticas de la Prefectura, la Gendarmería, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Además, se adquirieron 15 scaners de rayos X para el control de personas e inspecciones de objetos, equipajes, cargas, bultos o mercaderías con una inversión de más de 87,6 millones de pesos.

Ocho de esos equipos se destinaron al AMBA, tres a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y cinco a la provincia para cubrir las necesidades del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, informó el gobierno.