En tierra de Giustozzi, Massa festejó el aniversario del triunfo del FR

El acto se realizó en el Polideportivo de Almirante Brown, en Longchamps, a un año del triunfo del massismo en las elecciones primarias bonaerenses. Algunos interpretaron la elección del lugar como un respaldo al diputado nacional Darío Giustozzi, en medio de las versiones sobre el pase de Martín Insaurralde al Frente Renovador.

El Frente Renovador, encabezado por el diputado nacional Sergio Massa, celebró este lunes en Longchamps el triunfo conseguido hace un año en las elecciones primarias bonaerenses, con un fuerte discurso político orientado a "no olvidar la agenda de la gente".

"No es tiempo de candidaturas sino de lidiar contra los buitres, los verdaderos buitres que son la inseguridad, la inflación, la droga y los impuestos cada vez más altos", enfatizó Massa , tras el acto que se desarrolló en el Polideportivo de Almirante Brown, en Longchamps.

El acto tuvo como oradores a Massa y a los diputados nacionales Darío Giustozzi y Felipe Solá; el intendente de Olavarría, José Eseverri, y el economista Roberto Lavagna.

En las primeras filas se pudo ver al intendente de General San Martín, Gabriel Katopodis, la legisladora bonaerense Mónica López y el diputado Alberto Roberti, entre otros jefes comunales, legisladores, concejales y dirigentes, que se reunieron para festejar el primer año del triunfo conseguido en las PASO correspondientes a las elecciones legislativas de 2013.

La celebración se vivió con cotillón, videos y euforia entre los dirigentes massistas que aún gozan de la confianza que le otorgan las encuestas y que presentan a la provincia de Buenos Aires como el principal bastión del Frente Renovador con miras a las elecciones de 2015.

"Vivimos este acto con un clima de euforia porque no hay que olvidarse que la provincia de Buenos Aires es donde tenemos la mayor distancia en las encuestas", describió Massa.

El legislador aseguró que durante el encuentro con la dirigencia del Frente Renovador "no se habló" de la posible incorporación de Martín Insaurralde, quien aún no definió si continuará en el Frente para la Victoria o pegará el salto al massimo.

"Les pedí a los dirigentes que no perdamos la brújula porque el año pasado ganamos porque entendimos la demanda de la gente, tenemos que estar con los temas que le preocupan a la gente", agregó el dirigente.

En su mensaje, que duró unos 25 minutos, el ex intendente de Tigre resumió el pedido en que "no perdamos la agenda de la gente" y también insistió en la necesidad de seguir "siendo plurales" y "sigamos incorporando" nuevos dirigentes al Frente Renovador.

Massa también se manifestó a favor de una política orientada a "poner límites y construir el futuro" e instó a "abandonar la idea de la Argentina dividida".

La apertura del acto estuvo a cargo de Giustozzi, quien acompañado por el intendente de Almirante Brown, Daniel Bolettieri, rememoró el triunfo del año pasado y destacó la construcción del Frente Renovador como alternativa política.

La organización del acto en el municipio de Giustozzi fue interpretado como un fuerte gesto de Massa hacia su compañero de lista, ante los roces internos que se generaron por la posible llegada de Insaurralde.

Asimismo, Giustozzi valoró "el coraje" que tuvo junto a Massa para "patear el tablero" y abandonar el oficialismo y también describió "lo difícil que fue la construcción en la tercera sección electoral".