En Octubre se definen precandidaturas en el FPV de Lomas y Lanús

Octubre es un mes muy especial para el peronismo, columna vertebral del Frente para la Victoria. Justamente, será este mes en el que van definirse las principales precandidaturas a intendente por el kirchnerismo en dos distritos claves del sur del Conurbano:  Lomas de Zamora y Lanús. Parece un hecho, como primer dato, que los intendentes Santiago Carasatorre y Darío Díaz Pérez buscarán  renovar sus mandatos.

Por Alejandro Córdoba

En Lomas, el jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales, multiplicará las actividades durante el mes próximo, alternando las oficiales con las políticas. El dirigente fue el primer en manifestar su intención de ser intendente y de acompañar al diputado Martín Insaurralde, en el momento de mayor ruido sobre su pase al Frente Renovador.

La idea de Viñuales es ser el hombre de Insaurralde en Lomas, su sucesor auténtico, si, como todo indica, el novio de Jésica Cirio va por la gobernación. Si bien en su entorno no lo confirman, este mes haría un acto más grande que los habituales en donde expondría abiertamente su decisión de competir en las PASO.

La única cuestión pendiente en esta decisión es terminar de esperar a Martín Insaurralde. En plena construcción de su partido Mi Provincia, el diputado del Frente para la Victoria parece decidido ahora a quedarse dentro del kirchnerismo. No obstante, no está claro cuáles serán sus acuerdos internos. Esto último viene condicionando a Viñuales, que igualmente suma alianzas a nivel local.

Por su parte, más abocado a la gestión pero sin olvidar sus intenciones electorales, Santiago Carasatorre ya tiene un grupo de dirigentes que está organizando recorridas y actos que encabezará el intendente. “La idea es mostrar obras y plantear que Beto es la verdadera continuidad Martín”, confían desde su entorno.

La estrategia de Carasatorre es, obligadamente, más cautelosa. Condicionado por su cargo de intendente y disputando el lugar de “hombre de Martín” en Lomas con Viñales, el dirigente del barrio San José maneja tiempos distintos. “En octubre, Beto se va a mostrar mucho más en actos pero hasta que no se despeje todo un poco es probable que no blanqueé la precandidatura”, aseguran los que forman parte de su armado político.

El intendente cuenta con una ventaja puertas adentro del Frente para la Victoria: por trayectoria y logro de consensos es respetado por todos los sectores, los más cercanos y los más alejados de Insaurralde. Al momento de plantear su candidatura, Carasatorre hará pesar eso.

Octubre será un mes en donde muy probablemente se exponga otra de las candidaturas de las que se viene hablando fuerte en las últimas semanas: Juan Francisco Navarro, el concejal del Frente para la Victoria y dirigente del Movimiento Evita de Lomas.

El hijo del diputado provincial Fernando “Chino” Navarro busca reunir al kirchnerismo descontento con declaraciones y vaivenes políticos de Martín Insaurralde. Como parte de un grupo de concejales que se ha diferenciado en algunos temas del insaurraldismo, apuesta a encontrar apoyos de otros sectores – más allá del Evita – dentro del  Frente para la Victoria.

“Juanfri” Navarro haría público en las próximas semanas su candidatura. La apuesta del Movimiento Evita parece direccionada a presentar el candidato más joven como propuesta para profundizar el modelo kirchnerista en Lomas. En esta jugada, será central el peso territorial de la fuerza que conducen el Chino Navarro y Emilio Pérsico y las alianzas que pueda tejer con otros sectores del Frente para la Victoria que no llevarán candidatos propios a nivel local, como La Cámpora, Kolina y el Frente Transversal.

El sector del vicegobernador Gabriel Mariotto también definirá este mes su precandidato. Mientras Pablo Paladino sacó el pie del acelerador a su precandidatura a intendente, la ex diputada provincial Laura Berardo apuesta a ser la candidata a intendente por Proyecto Nacional.

Si bien Mariotto, ya no tan decidido como antes a ser precandidato a gobernador, está muy atento a los posicionamientos en el Frente para la Victoria para no quedar aislado, a nivel local los tiempos se aceleran y sabe que en las próximas semanas tendrá que empezar su precandidato en Lomas.

Las opciones para el vicegobernador no son muchas: o deja que Paladino y Berardo compitan, o avala la precandidatura de uno de los dos, evitando exponer internas dentro su sector.

Sin peso propio pero con el aval explícito de Daniel Scioli, Emiliano Baloira, funcionario de la jefatura de Gabinete provincial, se propone elevar su exposición a nivel local y mostrarse abiertamente como referente de la Ola Naranja en Lomas de Zamora.

Baloira tiene un juego propio limitado, lo cual le significa un límite importante. No obstante, en las recorridas previstas tiene el aval para presentarse, al menos por ahora, como el candidato de Daniel Scioli en Lomas. Dirigentes locales cercanos al gobernador, como el ex concejal Juan María Viñales, serán el sostén territorial del precandidato sciolista en el distrito.

En Lanús, la situación del Frente para la Victoria también tiene aristas muy variadas y octubre parece ser un mes en donde los principales mostrarán –  casi – todas sus cartas.

Darío Díaz Pérez ha enviado mensajes a través de sus referentes sobre sus claras intenciones de renovar su mandato como intendente. En esa línea, desde hace dos semanas viene realizando un acto político por semana que intercala con actividades oficiales.

Para no quedar a destiempo del aceleramiento del proceso electoral, en las próximas semanas será el propio Darío Díaz Pérez el que haga explícita su intención de renovar el mandato. Como en otros casos, aún no tiene definido con qué candidato del kirchnerismo se alineará a nivel provincial y nacional.

Por su parte, el viceministro de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, también hará pública sus intenciones de ir por la intendencia dentro del kirchnerismo. Seguramente será este mes porque en su entorno consideran que ha llegado a un nivel de conocimiento suficiente en Lanús como para profundizar actividades políticas, paralelas a las institucionales que viene realizando.

Álvarez deberá hacer equilibrio para fortalecer su imagen, despegarse de los errores de Darío Díaz Pérez sin llegar a parecerse a la oposición. Un juego difícil pero necesario si busca conquistar el voto kirchnerista que no se siente representado por el intendente de Lanús.

Omar López afirmó esta semana en DiarioConurbano.com que será el precandidato a intendente de Daniel Scioli en Lanús. En los próximos días comenzará a realizar actos pequeños en distintos barrios para ponerle el cuerpo a ese anuncio.

El concejal del Frente para la Victoria sabe que es resistido por algunos sectores del kirchnerismo, pero respetado por muchos dirigentes barriales ligados al peronismo más histórico de Lanús y que no se sienten representados ni por el FPV ni por el massismo.

Otra dirigente que hará explícita su intención de ir por la intendencia dentro del kirchnerismo es Mabel Gagino. La concejal kirchnerista y referente del Movimiento Evita en Lanús viene realizando recorridas en distintos barrios y levantando su perfil con declaraciones y participación en distintas actividades. Todo parece ser un paso previo a la presentación de su precandidatura.

En una estrategia similiar a la de Álvarez, deberá buscar el equilibrio entre tener una imagen propia dentro del kirchnerismo sin caer en un discurso que la acerque a la oposición.

En las próximas semanas, los tiempos de definiciones políticas en el kirchnerismo de Lomas y Lanús se acelerarán. Los distintos referentes saben que las elecciones de 2015 serán muy complicadas para el Frente para la Victoria por lo que necesitan jugar rápido para generar alianzas que les permitan lograr sus objetivos. En este contexto, las PASO en el oficialismo prometen ser muy duras.