En memoria de Néstor Kirchner, el Ateneo de Lomas realizó una charla virtual sobre educación popular

Representantes de diferentes organizaciones sociales, políticas y gremiales nucleadas en el Frente de Todos participaron este martes por la tarde de una charla virtual organizada por el Ateneo Néstor Kirchner de Lomas de Zamora para recordar las políticas educativas impulsadas por los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández desde 2003 hasta 2015, que marcaron un antes y un después en la Argentina por haberles garantizado el acceso a la escuela pública y a capacitaciones en oficios a los sectores de la sociedad que durante años estuvieron postergados, siempre desde una perspectiva popular, de integración latinoamericana y de transformación social.

En el conversatorio “Educación Popular, a 10 años de Néstor Kirchner”, disertaron Claudia González, secretaria del Centro de Formación Profesional (CFP) 406 e integrante de Unidos y Organizados Lomas de Zamora; Margarita Rodríguez, integrante de Hacha y Tiza, Suteba y la agrupación Gaucho Rivero; Carlos Gaspari, dirigente de Unidos y Organizados de Avellaneda; Rubén García, docente e integrante de la agrupación Isauro Arancibia; Natalia Gradaschi, docente y concejala del Frente de Todos de Lanús; Ada Ferrer, de la Mesa de Educación Popular de Almirante Brown; Eva Limone, concejala del Frente de Todos de Lomas de Zamora; y Martín Rodríguez, director de Educación Popular de Adultos del Municipio de Lomas, quien ofició de moderador.

La Ley Nacional de Educación 26.206 -que reemplazó a la Ley Federal de Educación, del menemismo-, la alfabetización de jóvenes y adultos, la terminalidad de estudios primarios y secundarios (FINES), los centros de formación profesional, las escuelas de promotores y promotoras, la jerarquización de las escuelas técnicas, la intervención de los gremios docentes en las decisiones, la vinculación de los barrios con la educación, la destinación de mayores fondos, la Educación Sexual Integral, la fuerte presencia del Estado, entre otras políticas del kirchnerismo, fueron los temas que atravesaron la jornada.

Además, las expositoras y expositores tuvieron como denominador común el recorrido histórico de la educación antes y después del peronismo, que crea el Ministerio de Educación y le otorga a la clase trabajadora el derecho a estudiar. Luego hablaron sobre los gobiernos neoliberales y privatizadores de Carlos Menem y Fernando de la Rúa, cuando la población registró la más alta desocupación, condiciones de pobreza e indigencia, el deterioro de la salud pública, la desnutrición, como nunca se había visto en el país, hasta que con la llegada de Néstor Kirchner al gobierno se recuperaron los derechos conquistados, pero que entre 2015 y 2019 la gestión de Mauricio Macri intentó destruir minimizando y precarizando en todos sus niveles.

“Con Néstor Kirchner, la escuela empieza a tomar otro matiz, hay un modelo de Estado que tiene un enfoque de derechos”, resaltó Claudia González, mientras que Carlos Gaspari indicó que se trató de “un esquema revolucionario” porque llevó las escuelas a las barriadas.

En tanto que Margarita Ramírez destacó la “educación colectiva” en la que pensó Néstor Kirchner al impulsar la Ley Nacional de Educación, debido a que “facilita la ambición de los sindicatos de lograr una transformación de la sociedad”, afirmó.

Por su parte, Rubén García sostuvo que con el FINES, “la educación dejó de ser un lugar imposible”, al tiempo que pronosticó que “lo que se viene” con ese programa “es un proyecto más ambicioso”.

Ada Ferrer también aludió al FINES, y expresó que “con Néstor se comienza a hablar  de la inclusión educativa”, porque “en lo que es la educación de jóvenes y adultos, viene a saldar una deuda con quienes no pudieron terminar sus estudios” por motivos económicos o de falta de empleo.

Natalia Gradaschi, que legisla en un partido gobernado por Juntos por el Cambio, recordó que, por el contrario, “la educación fue el eje que el macrismo eligió para garantizar la exclusión que necesitaba, con un sentido común que lo perpetre”.

Eva Limone, desde su posición de joven, militante, feminista y con un cargo en la función pública, anheló “que cualquier ámbito en el que los pibes y las pibas se encuentren, encuentren una herramienta del Estado en la cual sostenerse, y eso empieza con la educación”.

Por último, Martín Rodríguez consideró que “si hay algo común” entre los presentes en el conversatorio y demás compañeros “es que nunca nada nos conforma y somos eternos optimistas”. “El Flaco nos enseñó a llevar los límites de lo posible más allá de nuestra imaginación y de nuestras posibilidades”, concluyó.