“En Lomas, las patrullas municipales no sirven para nada, sólo pasean por las avenidas”

El administrador de Urkupiña, una de las ferias más importantes de la Salada, Enrique Antequera, cuestionó duramente la situación de la seguridad en Lomas de Zamora, y alertó que la Policía Bonaerense “está destruida”. El referente peronista de Cuartel Novena afirmó que “la gente se siente bien los días de feria, porque está nuestra seguridad”.

Enrique Antequera , administrador de una de las ferias de La Salada, afirmó que “en Lomas, las patrullas municipales no sirven para nada, sólo pasean por las avenidas”. Y denunció que en el distrito existen “zonas liberadas”, porque “la Policía está destruida”. En la misma línea, exigió que los impuestos “vuelvan” a la zona con contraprestaciones.

“La policía de provincia está destruida y no tiene los medios para cubrir todos los lugares. En Lomas, las patrullas municipales no sirven para nada, sólo pasean por las avenidas”, apuntó el dueño de la feria Urkupiña en diálogo con Aire Nativo, que se emite por Radio eLe, FM 93.30.

Luego de que su sobrino, de 21 años, recibiera un disparo en el estómago cuando intentaron robarle su vehículo en un hecho ocurrido en La Matanza, Antequera – quien también es un referente del peronismo en Cuartel Noveno – arremetió contra el plan de seguridad que existe en la provincia de Buenos Aires.

“Hay una ineficiencia en el sistema de seguridad. La gente se siente bien los días de feria, porque está nuestra seguridad. Terminamos nosotros, los feriantes, cubriendo a los vecinos cuando les pasa algo”, sostuvo en referencia a las zonas aledañas a su negocio.

En el mismo sentido, Antequera disparó contra el proyecto de la Policía Municipal y lo colocó en perspectiva con las patrullas distritales que ya existen en varios partidos del Conurbano sur.

“La Policía Municipal va a depender de cómo se trabaje. Hay que buscar una medida más eficaz, hoy por hoy tenés choferes que dan vueltas y avisan si están robando o no”, aseveró.

La semana pasada, las ferias de la La Salada fueron  escenario de un importante operativo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (Arba), que tuvo como objetivo llevar a cabo la regularización de feriantes y el control impositivo sobre las administraciones. Además se informó sobre la futura instalación de un puesto permanente de la entidad recaudadora para trabajar intensamente en la zona.

Sobre esa situación, el administrador afirmó que quienes nuclean el negocio y una gran parte de los feriantes cumplen con las reglas impositivas. No obstante señaló que el dinero que se paga a la Provincia y al Municipio “no vuelve”.

“Queremos que exista una contraprestación, todo lo que se ha hecho fue gracias a planes de la Nación. Lo único que pedimos es que la comisaría, los móviles y el personal de la zona esté en condiciones. Insaurralde nos había propuesto un sistema de seguridad continuo, pero nunca se llevó a cabo. Buscamos que el vecino pueda caminar tranquilo”, sentenció.