En Lanús, crece la tensión en la oposición y se fortalece el oficialismo

Tras la sesión frustrada del viernes en la que los bloques del Frente de Todos buscaban dar tratamiento a una batería de proyectos que hacen a la problemática en violencia de género y el oficialismo no dio quórum, este martes las diferencias dentro de la oposición y la tensa relación con el oficialismo se cristalizaron en la sesión ordinaria cuando se trató declarar la emergencia en violencia de género y crear un Observatorio de Géneros y Políticas Públicas ene l Concejo Deliberante.

Para ambos proyectos fue clave el voto del concejal del FREJULA, Héctor Montero, quien aportó el voto en contra y fue el voto 12 para que haya un empate y desempatara el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Rivas Miera, con su voto doble.

El proyecto de ordenanza que impulsaron los bloques del FdT para que se declare por dos años la emergencia en violencia de género contra las mujeres fue presentado en el 2019, un año después llegó al recinto para su votación. Se impuso por 12 votos por el dictamen en disidencia de Juntos por el Cambio para que el proyecto se transforme en una resolución y no en una ordenanza, con el voto doble de Rivas Miera, el expediente quedó desarticulado, ya que, una resolución es una simple nota que se envía al Ejecutivo y no tiene un afecto real en el distrito.

En tanto, el proyecto para crear un Observatorio fue archivado, pero por 13 votos, mientras que 11 concejales del Frente de Todos se opusieron a eso.

Ambos expedientes fueron tratados en el marco de una emergencia nacional en violencia de género ya que cada 30 horas matan a una mujer por razones de género.

Durante el debate de la ordenanza de emergencia, cuando le tocó tomar palabra al presidente del Cuerpo para comunicar su voto, dijo: “Mi voto es no positivo”. Esta frase generó la risa de Montero. La situación fue advertida por la concejala del FdT- PJ, Karina Nazabal, quien pidió que el edil peronista se disculpe por su actitud: “No es una ordenanza para hacer chiste. Es un proyecto vital. Entendemos que venimos perdiendo el debate, eso no da lugar a que haya ningún chiste ni humorada”.

Acto seguido, Montero tomó la palabra y cruzó a sus pares del Frente de Todos: “Mi compromiso con este tema es permanente y lo he demostrado en los hechos. Acompañé y aplaudí todas las medidas que tomo el Gobierno municipal en este tema, no me van a demonizar, sé cómo trabajo y como actúo. Es más violento haber rechazado la fiscal impositiva porque ese dinero también va en defensa de las mujeres”.

“Todo lo que dicen es para la tribuna y se olvidan que somos parte del gobierno municipal. Si no aprobamos la fiscal no hay plata para nadie. Después saldrán a decir: ‘Lo aprobó el traidor de Montero’, todos somos traidores parece. No quiero que me demonicen. No me van a demonizar”, sentenció.

Desde el oficialismo, la concejala radial Nazarena Mesías, sostuvo que para su espacio “no están dadas las condiciones” para declarar la emergencia en violencia de género y planteó que “la violencia hay que erradicarla con políticas públicas globales que se aplican en el Municipio desde 2015”. “Entendemos que los casos de violencia de género han aumentado en el aislamiento, mejor dicho, se visibilizaron y ¿cómo respondió el Municipio frente a esto? Como lo viene haciendo con sus guardias 24, interviniendo y alojando a las mujeres en el hogar que el Gobierno local armó”, replicó la edil.

“No vamos a hacer de la violencia de genero un título periodístico”, disparó.

Frente a las críticas y el ataque, la presidenta del bloque del FdT-UC, Natalia Gradaschi, contraatacó: “Celebro que un expediente como este que presentamos en 2019 finalmente se debata porque entendemos que es muy importante tanto tratarlo como poder alcanzar la aprobación de la declaración de emergencia. Primero, aclarar que no buscamos un título periodístico como se dijo en una intervención, buscamos hacer un aporte para que la protección hacia las mujeres e identidades no binarias sea una política pública activa del gobierno local”.

Aclaró, además, que “declarar la emergencia en violencia de género, es brindarle una herramienta al Ejecutivo es la posibilidad que las políticas que tienen que ver con la prevención sobre todo tipo de violencia es en promoción de una sociedad más igualitaria, en la que existen violencias que todavía se naturalizan y no se identifican como tales” y apuntó que el proyecto buscar “llevar adelante políticas públicas de manera transversal, poniendo en primer lugar la erradicación de todo tipo de violencia”.

Asimismo, advirtió que “no es verdad que no votar la fiscal es no aprobar estas políticas que se lleven adelante. Bien está demostrado en cada debate de la rendición de cuenta que se han subejecutado partidas en materia de protección de las mujeres e identidades no binarias” y subrayó: “Tenemos que declarar la emergencia para que las partidas sean una prioridad, para que no se puedan subejecutar y derivar a otras áreas que nada tienen que ver con la protección de mujeres e identidades no binarias”.