En Avellaneda, JxC criticó que “el Presupuesto aprobado está alejado de la realidad”

Luego de la aprobación por mayoría del Presupuesto 2021 en Avellaneda, el concejal por Juntos por el Cambio Maximiliano Gallucci fundamentó que desde el espacio al que pertenece decidieron no acompañar el proyecto presentado por el ejecutivo porque “no concuerda con los intereses de los vecinos”.

“Entendemos que el Presupuesto no tiene las prioridades de la gente y la Fiscal e Impositiva no tiene relación con la situación en la que está viviendo el mundo, la Argentina, la Provincia y Avellaneda en particular”, precisó el edil a DiarioConurbano.com luego de que el bloque al que representa decidiera votar en contra del Presupuesto, que finalmente fue aprobado gracias a la mayoría oficialista en el concejo.

El Presupuesto para el partido de Avellaneda ronda los 14 mil millones de pesos, mientras que la tasa municipal tendrá un aumento en promedio del 35 por ciento. En este aspecto, el concejal estableció que desde Juntos por el Cambio observaron tres puntos fundamentales por los cuales el Presupuesto y la Fiscal e Impositiva no contarían con su venia.

Primeramente, consideraron que existe una “subestimación” del presupuesto comparada con la rendición de cuentas de un año para el otro. Por otro lado, el aumento de las tasas municipales lo calificaron como “desmedido en muchos casos” y, por último, analizaron que se realizaron quitas en sectores que ven como fundamentales.

“Entendemos que la seguridad, la producción, el empleo y el comercio no son prioridades para el Ejecutivo municipal. Año a año vienen realizando quitas o rebajas continuas de presupuesto y vemos que en Avellaneda prima más la cultura que la seguridad, entonces creemos que hay una disociación entre los intereses de los vecinos y los intereses del intendente”, disparó el concejal opositor.

En base a la Fiscal e Impositiva, el representante del PRO criticó no sólo la suba de la tasa municipal, sino también la incorporación de dos nuevos impuestos para el próximo año: “Autorización de Vertido de Escombros, Tierras y Materiales de desechos de la Construcción de Inmuebles Municipales” y otro denominado “Contribución Especial por Reparación y/o Reconstrucción de la Red Vial”. “Para nosotros en Avellaneda hay vecinos, para el intendente contribuyentes”, manifestó contundente el edil.

“No se tomó en cuenta la situación actual de los comercios. Entendemos que hay que reformular la estructura tributaria de Avellaneda que tiene hoy 27 tributos cuando en realidad la mayoría de los distritos de la provincia tienen entre 15 y 16 impuestos. Consideramos que hay un exceso y una amplia carga tributaria sobre el vecino de avellaneda”, observó Gallucci.

En esta línea, consideró que lo presentado por el ejecutivo municipal está “alejado de la realidad” y acusó que, durante la gestión del intendente, Jorge Ferraresi, “lo único que se hizo es expulsar a los comercios” dado que “nunca se les dio beneficios”. “En Avellaneda no hay incentivo para generar zonas comerciales, sus prioridades son otras”, reiteró el concejal.

Asimismo, criticó que al jefe comunal le fueran otorgados los llamados Superpoderes, que le permiten modificar las partidas presupuestarias sin cambiar el presupuesto y aseguró que desde el bloque al que pertenece solicitaron que se eliminara esta medida, pero aseveró que el pedido no fue considerado.

“Tener la mayoría les permite no discutir nada y tratar los expedientes tal cual los baja el ejecutivo”, manifestó el edil que advirtió que en el concejo del distrito “no hay consenso”. “Creen que los mejores proyectos salen de la mayoría y cuando generás eso te das cuenta de que terminan saliendo ordenanzas que lo único que tienen es el interés de un departamento ejecutivo y no el interés del vecino”, concluyó.