El Colegio de Farmacéuticos de Lanús acusó a la política por la avanzada de Farmacity

Farmacity Facebook1

La empresa Farmacity que fundó y es accionista el vicejefe de Gabinete nacional, Mario Quintana, busca de todas las formas desembarcar en el territorio bonaerense para instalar sus conglomerados en cada municipio. Este avance preocupa a las farmacias locales ya que advierten que existe competencia desleal que terminará por arruinar los negocios en los distritos y repudiaron el pedido de la S.A de anular la Ley 10606 que regula la instalación de farmacias en Buenos Aires.

En Lanús, varias veces el Concejo Deliberante con el impulso de los bloques de Unidad Ciudadana y del Frente Renovador intentó aprobar una resolución para rechazar la llegada de Farmacity pero no hubo consenso con el oficialismo. Desde el Colegio de Farmacéuticos local repudiaron la actitud de Cambiemos y sostuvieron que el espacio político que responde al intendente Néstor Grindetti “no quiere dar el debate”.

“La política de Lanús le dió la espalda a aquellos que estamos del lado de la salud pública y de la sociedad. Es grave no poder discutir en democracia algo que afecta no solo a al salud pública sino a las pymes que son las farmacias del distrito”, aseveró el titular del Colegio de Farmacéuticos lanusense, Néstor Caprov, en diálogo con DiarioConurbano.com y criticó “la ausencia de debate” en el recinto del Concejo ya que cada vez que la oposición presentó el proyecto, se tomó con la negativa del oficialismo.

Al respecto, advirtió que “por orden jerárquico un intendente le dice a un concejal que ese proyecto acá no se trata, entonces, es difícil oponerse a una decisión que pueden tomar porque no la conocemos y no dicen nada” y replicó que “con qué argumentos una sociedad anónima prohibida por la Ley 10.606 puede instalar en el municipio cuando la legislación es clara y protege para que no haya una concentración del manejo de medicamentos en una ciudad determinada.

La estrategia de Farmacity por instalarse en territorio bonaerense encontró una fuerte trabaja en la ley que no permite la instalación de Sociedades Anónimas, tal el caso de la empresa que fundó el Quintana y de la que sigue siendo accionista.

Asimismo, la 10.606 establece que entre farmacia y farmacia debe haber una distancia mínima de 300 metros. “A medida que avanzó el uso del medicamento como herramienta terapéutica, el legislador tuvo que entender que las farmacias no pueden estar solo en los centros, como estaban, sino en cada barrio de cada distrito”, subrayó el representante del Colegio de Farmacéuticos y sostuvo que “da mucha pena que los radicales que son parte consultiva de Cambiemos se nieguen a discutir con argumentos por qué dejan que se instale Farmacity”.

La empresa recurrió a la Corte Suprema para declarar inconstitucional la Ley 10606, a lo cual, Caprov remarcó que “eso ya lo rechazó el juez de primera instancia, la Corte de Apelaciones de la Provincia y por unanimidad lo rechazó la Corte Suprema bonaerense” y recriminó que “no puede haber un recurso de queja que entiendan los intereses de un particular como una ley, solo por la existencia de un lobby feroz de quien es vicejefe de gabinete del Ejecutivo nacional”.

“En el único lugar donde se discute si una ley es válida o no, es en el terreno legislativo. Ni siquiera por el Ejecutivo ni por el lobby que hagan se puede imponer algo que va contra una ley ratificada por cada gobierno democrático”, aseveró.

En Lanús, se encuentran instaladas 140 farmacias, de las cuales “ninguna es una sociedad anónima, todas cumplen con los requisitos que dice la ley y no priorizan lo comercial por encima de lo sanitario” y aclaró: “No le decimo no a Farmacity, sino que le decimos no a que entre como sociedad anónima”.

Asimismo, advirtió que “hoy mantener una farmacia cuesta muchísimo porque se le vende medicamento de PAMI que es donde Mario Quintana tiene injerencia, ahora estiraron los plazos de pagos y todavía no pagaron completo lo que se consumió en febrero. Es un ahogo financiero que le cuesta mucho dinero a las farmacias” y cuestionó que “en todos los Concejos se ratificó la ley provincial hasta en distritos donde gobierna el PRO pero en donde están las cabezas más importantes de Cambiemos, no permiten el debate”.

“Tenemos perplejidad y asombro producto de que la fuerza de gobierno de la ciudad de Lanús, tanto la intendencia como el bloque mayoritario de Cambiemos, no emiten opinión al respecto e impiden el debate en el recinto”, sentenció y remarcó que con la instalación de Farmacity en el distrito “se perderían puestos de trabajo”.