El acuerdo Mercosur-UE acaparó una nueva sesión del Concejo Deliberante de Lomas

Con cuatro proyectos dedicados al tratado de libre comercio entre los bloques continentales, de los cuales fueron aprobados uno que comunicó “preocupación” y otro “repudio” pero rechazados dos en beneplácito del pacto, el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora tuvo este miércoles su novena sesión ordinaria del año. Además tuvieron luz verde el pedido de emergencia alimentaria, medicinal y habitacional de los jubilados y otros dos en torno a calendario nacional de vacunación.

El deliberativo lomense tuvo una jornada marcada por el acuerdo Mercosur-Unión Europea, el cual estuvo plasmado en cuatro proyectos que sirvieron para sentar las posiciones del oficialismo (en sintonía con el massismo y el monobloque Partido Renovador Federal de José Coba) por un lado y Cambiemos por el otro. Internamente, cada propuesta de las fuerzas solo estuvieron diferenciadas en el receptor de las mismas.

Es que el primero en presentar la saga de proyectos contra el convenio fue el bloque PJ-Unidad Ciudadana, cuyos textos fueron aprobados y manifestaron “preocupación por el anuncio de un principio de acuerdo” y “absoluto rechazo”. Álvaro Llambi y Sergio Oyhamburú fueron quienes los defendieron mientras remarcaban que “no se conoce la letra chica” del acuerdo.

Mientras el referente del Movimiento Evita evocó el tratado Roca-Runciman de 1933 y sostuvo que el tratado “va a llevar a una Argentina con menos trabajo y menos producción” al tratarse este del fruto de “una política colonial” mientras el país necesita proteger su industria nacional en lugar de generar una “dependencia total de la economía europea”, el dirigente sindical criticó el impacto sobre el empleo.

“Nos preocupa que no hubo transparencia y no se nos comunicó cual es el acuerdo que no tiene en cuenta al empleo, algo que hoy no se presenta simétrico y equilibrado” que frena “la creación de empleo de calidad y de valor agregado”, observó Oyhamburú al tiempo que consideró “impropia” a la firma del mismo por desconocer “los resultados económicos y sociales dentro de estos términos generales ni los impactos con el empleo”.

En la misma sintonía, el presidente de la bancada del Frente Renovador-UNA, Ramiro Trezza, expresó que con este pacto comercial “nos consideran como un país de materia prima” ya que desde Europa buscan “llevarse la materia prima, generar manufacturas, industrialización y dar empleo en los países que forman parte del acuerdo para que ellos si tengan empleo pleno en sus sociedades”, mientras que en Argentina “a este gobierno le están sobrando unas 20 millones de personas que no las está teniendo en cuenta y prefiere expulsar del sistema”.

La respuesta a estos llegó con otro par de proyectos de Cambiemos que, si bien fueron desaprobados, expresaban “beneplácito” por el acuerdo. Sobre estos, el vidalista Gustavo Ganchegui dio algunos detalles del tratado al que consideró como “un paso importante” e “histórico” porque “hace más de 20 años que se lo viene negociando”.

Y sostuvo que el pacto comercial que acapara el 85 por ciento de las exportaciones del Mercosur “nos pone en sintonía con lo que estamos discutiendo en estas elecciones, que tipo de país queremos para adelante y como nos queremos relacionar con el resto del mundo, si con acuerdos a espaldas como el de Irán o con otros que se vienen negociando con políticas públicas durante más de 20 años y que van a tener efectos positivos”.

Debate por la declaración de “Emergencia alimentaria, medicinal y habitacional” y por el calendario de vacunación

En otro orden, una buena parte de la sesión estuvo destinada al debate en torno al pedido de implementación de la emergencia alimentaria y medicinal, que tras modificarse se amplió a habitacional, para los jubilados del país. La propuesta fue aprobada por voto nominal con tan solo los concejales de Cambiemos Ganchegui y Jorge Villalba en negativa.

“Se está dejando morir un sector de nuestra sociedad. Parece que nadie los ve, que no existieran, y eso es lamentable”, señaló la autora del proyecto, Mariela Gómez de UC; al tiempo que su compañera de bancada Laura Berardo indicó que ante la devaluación y las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional existe un “genocidio para los adultos mayores” porque “los están dejando morir”.

A su vez, Trezza propuso que se agregue la “emergencia habitacional” al reclamo para alivianar las cargas económicas sobre los bolsillos de los jubilados, mientras que desde el macrismo Cordera pidió “declarar la emergencia desde Lomas de Zamora para también ayudar con el presupuesto municipal”, algo que la presidenta del bloque PJ-UC, Ana Tranfo, respondió al afirmar que “la vergüenza tiene un límite” y por eso desde el oficialismo nacional “tienen que hacerse cargo del gobierno porque PAMI, Anses y la seguridad de nuestros viejos son de ellos”.

Quien se mostró efervescente fue José Coba, quien desde su monobloque se mostró en las antípodas con su anterior espacio: “No sé cuál es el miedo de ver la realidad y presentar un proyecto a provincia. Provincia y nación se tienen que hacer cargo porque son nuestros gobernantes en este momento. No tengamos miedo de decirles a nuestros jefes lo que está bien o lo que está mal. Vergüenza tendría que dar el no poder brindar una explicación a un jubilado”.

Otros de los proyectos que se aprobaron con votación nominal fueron los dos que planteaban preocupación por el déficit de vacunas informado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social (PJ-UC)  y un pedido de informes para conocer la cantidad de vacunas entregadas por el organismo en las unidades sanitarias y hospitales de Lomas de Zamora (FR-UNA), una suerte de presentación colectiva desde el Frente de Todos.

Si bien el primero recibió las negativas de Sierra, Andrada, Villalba y Ganchegui de Cambiemos (Mércuri, Cordera y Denuchi estaban ausentes), el segundo tuvo el apoyo unánime del cuerpo. “El Ministerio de Salud nacional y de la provincia están ausentes”, denunció Llambi, al tiempo que Trezza justificó el proyecto basado en que con su espacio “desde hace mucho tiempo” notan que “hay faltantes de vacunas”.

 

Aprobación de preparatoria para nuevo préstamo y otros proyectos

Durante la sesión el Ejecutivo volvió a presentar una nueva ordenanza preparatoria para comenzar el pedido de un crédito de hasta 100 millones de pesos al Banco Provincia para la construcción de calzada de Hormigón y sus correspondientes cañerías y cámaras de inspección domiciliarias, además de la realización de obras hidráulicas complementarias. El monto será abonado a tasa fija con intereses del 2,25% mensual y el municipio comenzaría a pagarlo en 2020 con los recursos que le correspondan por Coparticipación.

Por otra parte volvió al recinto un rechazo al accionar de Edesur con una comunicación dirigida a Presidencia de la Nación, al ENRE y la empresa por la falta de mantenimiento en sus transformadores e inversión en infraestructura luego de los reiterados cortes de suministro que se registraron el pasado fin de semana en el distrito. El mismo fue aprobado por unanimidad.

Sobre la explosión de un transformador en el barrio de Villa Centenario, el incendio en algunas casas por problemas derivados de las fluctuaciones de tensión y del acorralamiento de cuadrillas en Budge para pedir la restitución del servicio, la edil de UC Graciela Chávez manifestó que estos son problemas derivados de “la falta de planificación y de inversión en la empresa, y de la falta de control del ENRE y del Ministerio de Infraestructura y Planificación”.

También se expresó preocupación y se requirió informes por el incendio ocurrido en el hospital provincial José Estéves de Temperley el pasado jueves 19 de Junio, por el cual falleció Analía Barreto, una paciente de 46 años, y una enfermera padeció un principio de asfixia.

En tanto que también se aprobó por unanimidad el repudio al agravio que recibió el presidente Mauricio Macri durante la salida de la sede central de la FIFA en Zúrich, Suiza, el pasado 30 de Junio por parte de jóvenes cordobeses.

“Vamos a aprobar el proyecto por la investidura presidencial” anunció la oficialista Tranfo pese a acotar que “uno cosecha su siembra y lamentablemente el país no está pasando por un buen momento”, al igual que el massista Castagnini, quien reforzó el apoyo “por una cuestión de respeto a la investidura”.