Echeverría: Saldutto, el hombre que puede complicar el armado de Gray

“Yo me siento preparado y estoy trabajando para ser intendente de Esteban Echeverría”, afirma el concejal Sergio Saldutto, quien en el mes de agosto abandonó el Frente para la Victoria y en la actualidad integra un monobloque en ese distrito. Este cardiólogo que vive en Monte Grande, y que fue  secretario de Salud y de Políticas Públicas del municipio se convirtió en el hombre que hoy puso en jaque el armado político y la continuidad de Fernando Gray al frente de la comuna.

“Yo ya estuve en el Ejecutivo como secretario que es el cargo máximo por debajo de la intendencia, ahora estoy en el concejo deliberante, fui intendente interino, lo que me queda es ser intendente electo por la gente. Además, tengo ganas y siento que los vecinos me quieren y me respetan”, asegura el edil que en 2003 fue candidato a jefe comunal por un partido vecinal.

Desde su salida del Frente para la Victoria, el volumen político de Saldutto se incrementó de forma sostenida. “No podía seguir acompañando cuestiones que iban en contra de mis convicciones. Muchas veces te sentías más identificado con los planteos la oposición – en referencia al bloque del Frente Renovador- y llega un momento en que uno se pregunta a quién debe ser leal, si a la gente que lo votó o al espacio que integra”, explicó.

Saldutto tiene fluido dialogo con los ediles del Frente Renovador, y a pesar de haberse mostrado cercano al gobernador de Córdoba José Manuel De la Sota, sus intenciones y gestos lo acercan al massismo. Pero además, en el recinto aseguran que todavía mantiene una gran ascendencia sobre los concejales del Frente para la Victoria, incluso mayor a la que tiene el propio Gray. “Muchos quieren seguir los pasos de Saldutto, pero están dilatando la definición”, aseguran fuentes del palacio legislativo, por lo que no se descarta más sangría en las filas del oficialismo.

En la actualidad el kirchnerismo cuenta con 13 concejales en su bloque, mientras que el massismo tiene nueve y el monobloque que completa los 22 ediles que en 2015 pasarán a ser 24 (se renuevan diez bancas y se agregan dos), a raíz los resultados del último censo poblacional. En este escenario Saldutto se transforma en una figura clave en tiempo de definiciones para desequilibrar la balanza a favor del Frente Renovador, algo por demás temido por el intendente.   

Sus allegados afirman que siempre cuestionó la construcción política verticalista del intendente por considerar que atenta contra cualquier línea sucesoria y muchas veces tuvo cortocircuitos con Gray y su círculo más cercano. Por ese motivo su voz es respetada por el incipiente grupo de dirigentes kirchneristas que hoy se muestran disconformes con el accionar del jefe comunal.

 “Estoy recorriendo los barrios, me reúno con agrupaciones políticas. Quiero ganar las elecciones porque creo que Echeverría no se merece que el gobierno que está hoy a cargo del municipio continúe por cuatro años más”, avisa Sergio Saldutto, una figura que hoy  promete generarle más de un dolor de cabeza a Gray.