Durísima crítica de la Iglesia al oficialismo de Lomas por la derogación de una ordenanza “pro vida”

Movimientos feministas se manifestaron frente a la Municipalidad de Lomas de Zamora para exigir la derogación de la ordenanza que establecía el Día Municipal del Niño por Nacer. El expediente había sido aprobado por todo el Cuerpo, hasta por las concejalas que acompañaron la campaña por la interrupción voluntaria del embarazo. Ahora, la ordenanza fue derogada y la Iglesia salió al cruce y tildó de “incoherentes” a los representantes del Frente de Todos por su cambio de posición.

“Este tipo de errores se paga con la pérdida del apoyo popular, genera injusticia y afecta directamente la paz social”, señalaron, en una carta, los sacerdotes de la Diócesis de Lomas.

El 28 de abril, por unanimidad se aprobó el proyecto que establecía el Día Municipal del Niño por Nacer, una iniciativa que se encuadra dentro de los grupos “pro vida” contra la campaña nacional por el aborto legal. Inmediatamente, agrupaciones feministas expresaron su rotundo rechazo por la medida y exigieron su derogación.

Desde el Frente de Todos hubo un fuerte hermetismo en torno a su acompañamiento al proyecto que colisiona con la Interrupción Voluntaria del Embarazo, ley aprobada en diciembre del 2020 y que fue una conquista de los movimientos feministas. Por una semana.

Ahora, en la sesión de este miércoles, por mayoría el oficialismo convalidó la derogación que firmó el intendente Martín Insaurralde. Sin debate de por medio, la ordenanza quedó anulada con el voto afirmativo del Frente de Todos y de los bloques aliados de Diego Cordera y de Sandra Ferreyra. En tanto, Juntos por el Cambio, Cambiemos y el interbloque del Frente Renovador se opusieron.

La votación no se pudo seguir en vivo, al igual que toda la sesión, porque justamente en ese momento se interrumpió la transmisión.

Marcha feminista

En las puertas de Municipio, mientras transcurría la sesión, un grupo de militantes feministas y a favor del derecho a decidir se agolparon para reclamar la derogación, pero se vivieron momentos de tensión. En diálogo con DiarioConurbano.com, Anamá Cardozo, referente de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito en zona sur, aseveró: “Nosotras convocamos a marchas porque es lamentable lo que aprobaron. No nos dan otra opción que salir a la calle para defender los derechos conquistados”.

Relato que durante la jornada de protesta se presentaron en el Municipio para acercar un petitorio y luego se dirigieron hacia el Concejo Deliberante donde la situación se tensionó por la presencia de uniformados: “Cuando empezamos a manifestarnos, mandaron a la Policía de una manera muy violenta. Vinieron dos chicas policía a ponerse en la puerta, la verdad que quedamos anonadadas porque no esperábamos ese accionar, solo queríamos esperar en la puerta una vez que se vote la derogación. Fue un momento tenso”.

Pero eso no fue todo. Las militantes estaban siguiendo la sesión por el canal de Youtube del HCD hasta que “cuando llega el momento de votar la derogación, se cortó la transmisión”. “Votan a espaldas del movimiento feminista. Nos parece una locura”, arremetió.

Asimismo, Cardozo advirtió que desde el oficialismo no hubo una explicación de porqué se aprobó la ordenanza, sino que por el contrario “solo se acercó una concejala a una asamblea que se organizó en Lomas e intentó justificarse todo el tiempo” y replicó: “Es una locura lo que hicieron porque en 2018 se votó que el Municipio adhiera al protocolo de ILE y ahora son las mismas que votan esto, avasallando lo que votaron. Es un error político”.

Críticas de la Iglesia

La derogación de la ordenanza recibió, lógicamente, el repudio y críticas de la Iglesia y de los bloques de la oposición. Los sacerdotes de Lomas de Zamora y la Ribera manifestaron en un comunicado su descontento con la decisión y acusaron que el Municipio “cedió” por “presiones de algún grupo minoritario fuertemente ideologizado”.

“Estamos desconcertados ante una nueva incoherencia de quienes han sido delegados democráticamente para representar sus intereses ante el Municipio”, arremetieron en el comunicado los sacerdotes lomenses y criticaron que “a una semana de haber declarado por una ordenanza municipal el Día del Niño por Nacer -cuestión que representa el sentir de la mayoría de la población- la derogan por presión de algún grupo minoritario fuertemente ideologizado”.

En esa línea, arremetieron que “con ésta acción muestran poco respeto del sistema democrático que debieran honrar (ya que muestran que están a merced de grupos de presión) a la vez que dejan expuestas sus decisiones, porque dicha ordenanza fue aprobada por unanimidad”. Y definieron que el Cuerpo de concejales es “vacilante e incoherente”.

“Este tipo de errores se paga con la pérdida del apoyo popular, genera injusticia y afecta directamente la paz social. La Iglesia de Lomas de Zamora, alza su voz, para hacer oír la voz de miles de vecinos que no se sienten escuchados por quienes debieran representarlos”, sentenciaron los funcionarios eclesiásticos.

En tanto, desde la oposición el concejal de la Coalición Cívica Jorge Villalba criticó el accionar de sus pares al catalogarlo como “una vergüenza lo que hicieron” y subrayó que “es bien característico del gobierno totalitario kirchnerista. Sumado al corte de la transmisión al momento de hablar sobre el tema”.

En ese punto, el edil criticó los argumentos del oficialismo que van en relación a la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria el Embarazo y la violencia contra la mujer” y recriminó: “Los fundamentos no tienen nada que ver. Pareciera que no leyeron lo que presenté hace 15 días. Dejan afuera a las familias que quieren tener o adoptar hijos”.