Docentes piden suspender la presencialidad y Trotta asegura que “no se van a cerrar las escuelas”

La Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) reclamó al Ministerio de Educación de la Nación y Ministerios Provinciales Educativos la suspensión temporal de la presencialidad en aquellas localidades, departamentos o distritos donde el aumento de casos ha sido exponencial en los últimos 14 días. Por su parte, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró que “no se van a cerrar las escuelas” en este momento de la pandemia y dijo que “si tiene que haber una disminución de la presencialidad” por la segunda ola de coronavirus, eso “no implicará la suspensión absoluta” de las actividades educativas.

“Frente a esta situación es necesario cuidar la salud dela Comunidad Educativa,  docentes, no docentes y  estudiantes. Este nuevo escenario debe considerarse de alto riesgo sanitario para toda la población y  deben tomarse las medidas restrictivas  en los distintos ámbitos que impidan la propagación del virus en resguardo de la salud de la población”, expresó la central que reúne a los gremios docentes de todas las provincias.

CTERA solicitó “volver temporalmente a las actividades a distancia hasta que estén dadas las condiciones óptimas de resguardo sanitario”.

En tanto, Trotta expresó que “primero, hay que dejar en claro que estamos frente a una presencialidad reducida”, ya que “en ninguna jurisdicción argentina hay un regreso pleno” a las escuelas, que solo admiten, como máximo, “la mitad de los chicos y las chicas en forma simultánea”.

En el marco de la segunda ola de coronavirus, con las nuevas restricciones a actividades, “se plantea disminuir la circulación en términos generales, lo que puede impactar en la escuela, por supuesto”, reconoció el titular de la cartera educativa.

El funcionario aclaró que este escenario “debe incluir otras restricciones vinculadas a la socialización”, y sostuvo que “los lugares cuidados hay que fortalecerlos fuera de la escuela; no es que (los chicos) puedan retomar todas las actividades” extracurriculares.

Trotta remarcó que “en las escuelas, como en aquellos lugares donde se logra cumplir con los protocolos, hay bajo riesgo de contagio, lo demuestra la evidencia”.

“No se van a cerrar las escuelas”, reafirmó, y consideró que “sí pueden ser afectadas en la mínima unidad geográfica posible” por restricciones de circulación.