Dipuados sancionó la Ley de Asociaciones Civiles y Mutuales

Tras varias idas y vueltas por parte de la oposición, finalmente la Cámara de Diputados convirtió en Ley el proyecto de Asociaciones Civiles y Mutuales, que es un salvavidas para las instituciones bonaerenses que realizan un arduo trabajo social. La norma cosechó el apoyo de la mayoría de los diputados, intendentes, concejales y presentaciones multitudinarias virtuales.

La ley alcanza a clubes de barrio, centros de jubilados, de fomento y espacios culturales, como también a jardines de infantes comunitarios y comedores barriales, entre otros. El texto prevé la condonación de deudas ante la Dirección provincial de Personería Jurídica y, en caso de tener que poner un orden de papeles, piden que presenten lo debido desde el año 2014. Con el cambio que llegó desde el Senado, se garantiza un fondo especial con partidas presupuestarias específicas que tengan como destino estas instituciones.

“Nosotros queremos poner sobre la mesa una deuda histórica del estado provincial con estas instituciones. Por mezquindad política o falta de comprensión de las necesidades, estamos poniendo en voto este proyecto luego de las modificaciones en el Senado. Lamento que JxC no lo hayan hecho el 2 de julio, ya tendrían su ley”, disparó el autor del proyecto Facundo Tignanelli.

Además, contempla la prórroga de los plazos para presentar ante las personerías jurídicas, como también la disposición de tarifa cero en servicios en el marco de la pandemia. También incluye la exención del pago del impuesto inmobiliario y se decreta la inembargabilidad e inejecutabilidad de los inmuebles pertenecientes a las asociaciones civiles.

A partir de esta ley, las asociaciones bonaerenses, según el territorio y el tipo de trabajo, tendrán la posibilidad de ser certificadas por los funcionarios públicos y así evitar el gasto de escribanía.

A la vez, el Ejecutivo provincial realizará un censo tanto en materia de infraestructura como en materia judicial para evaluar y registrar la situación de cada uno, donde quedarán exceptuados de la tasa de justicia, que les genera un gasto relevante.

Entre los puntos establece la creación del Registro de Bienes con Función Social para que aquellas instituciones que no tienen inmueble donde realizar sus actividades puedan solicitar el Permiso de Uso Precario.

En otro orden marca la formación de un registro de Comedores Comunitarios para conocer y relevar sus condiciones. A la vez que garantiza la paridad de género en la conformación de las comisiones directivas, con excepción de aquellas que por su función y origen estén vinculadas a temáticas de género.