Desilusionados con el macrismo duro, dirigentes del Conurbano Sur se suman a Monzó

En la contienda electoral del 2019, un sector dentro de Juntos por el Cambio quedó relegado por el “ala dura del PRO”. Hoy ese sector toma un posicionamiento de cara a la discusión que se viene dentro de la coalición. En medio de la pelea entre “águilas y palomas”, el espacio del ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, comienza a fortalecerse junto con el ex ministro de Interior, Rogelio Frigerio.

El martes pasado el ex legislador mantuvo un Zoom con dirigentes de la Tercera; hace dos semanas ambos hombres de JxC encabezaron un Zoom con representantes de todas las provincias bajo la consigna “Dialogo y Acuerdos para el desarrollo de Argentina”, y este martes, la ex concejal y referente del PRO en Almirante Brown, Miriam Niveyro; será la moderadora de otra charla por Zoom que encabezará Monzó y reunirá a las referentas del Juntos por el Cambio.

Antes que Niveyro, la diputada provincial María Elena Torresi de Mércuri se había sumado al bloque de Cambio Federal, que se referencia en Monzó en la cámara baja bonaerense. Esto ilusiona al espacio con crecer mucho más en los próximos meses.

El mensaje es claro: diálogo, consenso y trabajo territorial, sobre todo territorio. Ante posicionamientos que consideran “extremistas”, el ex diputado apuesta a que el armado de JxC no se discuta en el seno de la Ciudad de Buenos Aires, sino que la discusión sea federal.

“Desde hace más de tres años que Emilio Monzó está trabajando en un armado propio. Hasta que no terminó su mandato, no se cristalizó. Junto a Frigerio, a fines del 2019, hicieron un acto en Florencio Varela, que fue bastante revelador. En diciembre, las mujeres del espacio, hicimos un acto inaugural en diciembre en Echeverría y así se fue consolidando un armado que es muy organizado en cada una de las ocho secciones electorales de la Provincia y a nivel nacional”, detalló Niveyero a DiarioConurbano.com, quien se encuentra a cargo del armado del espacio de mujeres.

Niveyro fue presidenta del bloque de Cambiemos y es referente del espacio, pero en la contienda electoral del 2019 y el verticalismo de un sector de JxC la corrieron a un lado de la discusión y en Almirante Brown, la coalición decidió que el que encabezara la lista fuera Carlos Regazzoni, ex titular del PAMI. No la dejaron ir a internas.

“La gente ve en Emilio un líder político confiable. Él justamente apela a poder hablar, a no ponernos en posicionamientos extremistas porque la grieta se profundiza en dos polos puestos que es el kirchnerismo y el ala dura del macrismo”, destacó la ex concejala y criticó que “en ese sentido se maneja la política provincial y nacional”.

Reflexionó, asimismo, que “lo que propone es tener una mirada moderada, en tiempo de crisis mundial, hay que tener una posición colaborativa con el oficialismo” y aclaró: “No porque seamos afines a ellos, porque el bloque en Diputados hace efectiva la oposición, nada más que con una propuesta alternativa, es una política de centro”.

La discusión dentro de Juntos por el Cambio entre las diferentes formas de “hacer oposición” es cotidiana y se ve en las idas y vueltas en la Legislatura bonaerense, en los discursos entre los que tienen responsabilidad de gestión y los que no. Para Niveyro “es difícil” construir con “posicionamientos tan duros”. “Hacen alusión al 41% que es el respaldo de los votantes, pero los votos no son de una persona, sino que para eso existen los espacios democráticos, pero así se maneja el ala dura de JxC, dedocráticamente”, criticó.

No obstante, la ex concejala marcó postura y se diferenció: “Los dirigentes estamos en otro nivel de discusión democrática y la sociedad ha madurado en ese sentido porque el mismo pueblo que decidió en 2015 que Cambiemos esté, en 2019 decidió que no estuviera más porque no alcanzó las expectativas. Eso habla de madurez”.

Desde varios sectores de JxC coinciden en algo, que no hay un liderazgo único, sino que prima la horizontalidad a la hora de discutir. Al ser consultada sobre el rol del ex presidente Mauricio Macri, Niveyro remarcó que “es un ex presidente de y es una voz autorizada para dar un debate dentro del espacio” y consideró que “tiene que estar activo, pero eso es una decisión de él”.

En esa línea, resaltó el rol que tiene y tomará Monzó de cara a las próximas elecciones legislativas, a lo cual, afirmó: “Emilio ya es un líder de la oposición con un espacio muy interesante, no es a futuro. Es ya un líder de la oposición”

El espacio de Monzó lleva el nombre de Diálogo por Buenos Aires, el diálogo como sello de su impronta. “No hay marketing, no hay publicidad, hay territorio”, definió la ex presidenta de bloque de concejales en Brown.

Por otra parte, Niveyro que se encuentra en el rol de construir el espacio de “Mujeres con Emilio” se refirió a la agenda que llevarán adelante desde el espacio. Uno de las prioridades es trabajar en la problemática de violencia de género: “En el último tiempo recrudecieron los femicidios, la violencia doméstica. Eso es una materia pendiente porque no llegan las soluciones a las mujeres”, a lo cual, apostó a que “tiene que haber programas de prevención porque siempre se sale atrás de los problemas”. También, apuntó a “trabajar en la prevención y en la diversidad de género”. “Estamos trabajando en la consolidación del espacio y nos estamos capacitando con la fundación IMPOA”, concluyó.