Desde la CTA de los Trabajadores exigen que se declare la emergencia alimentaria en Lanús

Organizaciones sociales y gremios nucleados al Frente Barrial de la CTA de Lanús denunciaron la falta de respuesta del Municipio frente al reclamo de que se fortalezca la ayuda a comedores barriales y se aumenten los cupos en comedores escolares. Además, exigieron que se declare la Emergencia Alimentaria en el distrito.

En diálogo con Diarioconurbano.com.ar, la secretaria general de la CTA de los Trabajadores, Liliana Rossi, recordó que  el 6 de junio junto a organizaciones sociales se “movilizaron hacia el Municipio para reclamar la emergencia alimentaria, un fortalecimiento de comedores y merenderos barriales para que se baje mayor cantidad de alimentos porque la demanda había aumentado y para que se creen nuevos comedores y merenderos”.

“Nos recibió Diego Kravetz y el secretario de Desarrollo Humano, Damian sala. Reclamamos también la necesidad de que se aumenten los cupos en los comedores escolares y se amplíe la cobertura de merienda y desayuno para secundarios. Se comprometieron a abordar los temas. La realidad es que de casi cuatro reuniones que tuvimos con Desarrollo Humanos, solo asistieron a una organización social de 8 y asistieron a dos comedores”, advirtió.

Cuestionó, en ese sentido, que para los demás comedores “tenían que terminar toda una  encuesta y resolver un tema burocrático” y criticó que desde el Municipio “no hay un reconocimiento de la necesidad que atraviesan los comedores y merenderos”.

Asimismo, puntualizó que desde el Gobierno provincial “sólo destina 17 pesos a meriendas y 27 pesos a comedores por alumno y se sabe que con eso no se alimenta a ningún niño” y reclamó que “el Municipio cumpla con todo lo que se comprometió y con lo pactado en l as reuniones”.

“La realidad es acuciante. Se profundizó la demanda y vemos parte del Gobierno municipal una falta de sensibilidad y reconocimiento de la realidad”, aseveró.

Y sentenció: “Son los trabajadores de la educación quienes le ponemos el pecho a esta situación juntando dinero para comprar galletitas y son los militantes en cada barrio quienes ayudan en cada comedor y merendero”.