Desde la CGT Azul y Blanca de Lomas exigen un paro activo para el 25 de septiembre

Desde distintos sectores del gremialismo y organizaciones sociales le exigen a la CGT nacional que el paro nacional del 25 de septiembre sea activo y con presencia en la calle para mayor contundencia, aunque desde el Triunvirato parece no agradarle esa idea. La CGT Azul y Blanca disidente adhirió a ese reclamo y cuestionaron la conducción del Triunviro.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el secretario adjunto y dirigente de Luz y Fuerza, Jorge Torres, advirtió: “Estamos de acuerdo con la medida de fuerza más allá de que el Triunvirato no ofrece garantía con respecto hacia dónde va. Somos críticos con la CGT nacional porque la posición es que hay que acatar lo que dicen cuando lo que hay que hacer es enfrentar las políticas neoliberales que destruye el trabajo”.

Además, apuntó que la huelga general “se tendría que haber adelantado” y no haber esperado hasta fines de mes y planteó que desde la CGT regional disidente entienden que “el frente sindical para un modelo nacional es necesario y es hoy una herramienta que le va a hacer frente a este Gobierno”.

Ojalá que el movimiento obrero camine a la unidad y haya prontamente un confederal normalizador  y que todos estemos unidos para el mismo lado en el 2019”, esbozó el dirigente sindical.

Asimismo, coincidió con el reclamo de que el paro nacional “debería ser activo” pero lamentó: “Eso es lo que se determinó y hay que acatarlos, nosotros somos verticalistas pero creemos que indudablemente un paro activo lleva otra fuerza y otra demostración”. En tanto, remarcó que la próxima semana tendrán una reunión de comisión directiva para “evaluar los pasos a seguir y definir cómo vamos a manejarnos el día del paro”.

En el plano local, Torres se refirió a la normalización de la otra CGT por decisión unilateral del Triunvirato, a lo cual, subrayó que desde su sector se siguen “moviendo de la misma forma que antes porque existe una representación por arriba de 50 gremios, los compañeros están mucho más cercas de esta CGT” y arremetió: “En definitiva, los otros compañeros están normalizados por el Triunviro pero los conflictos siguen y dónde nos llamen nosotros vamos a estar, cerca de los trabajadores con un claro posicionamiento en lo político y gremial y del brazo político tenemos el frente sindical”.

“Esta CGT más allá de las notas, más allá de que el Triunvirato legalizó a los otros compañeros vamos estar del lado de los trabajadores pero nunca vamos a negociar ni a estar cerca de la oligarquía”, disparó.

En ese sentido, el secretario adjunto de la CGT Azul y Blanca advirtió cómo afecta la crisis económica en la regional: “Estamos golpeados porque estamos en un cordón industrial con muchos trabajadores”. Apuntó sobre el conflicto que volvió a reflotar en Canale en Llavallol pero sostuvo que “así están muchas empresas y negocios que deben cerrar sus puertas”. “Está muy difícil la situación, el salario rinde menos y los despidos aumentan”, sentenció.