Desde el Consejo Escolar, aseguraron que en Lanús “todas las escuelas están en condiciones”

El presidente del Consejo Escolar de Lanús, Gustavo Lavezzi, subrayó que en el distrito “todas las escuelas están en condiciones a nivel de infraestructura” para que las clases puedan iniciar de manera presencial y “no existe ningún riesgo para que las escuelas no puedan abrir”.

Lavezzi destacó que “se están llevando adelante 25 obras que terminarían para el 22 febrero” y que el objetivo principal es que “se pongan a punto” todas las instituciones educativas y “estén terminadas” para el primero de marzo.

“En Lanús desde el miércoles empezaron a estar abiertas algunas escuelas y se pudieron abrir varias escuelas desde el día jueves”, enfatizó el presidente del Consejo Escolar y agregó que desde el cuerpo “intentan resolver algunas urgencias y emergencias” para que los alumnos “estén en las aulas sin ningún tipo de problemas”.

Lavezzi remarcó en diálogo con DiarioConurbano.com que “el miércoles estaba todo dispuesto para que los chicos entren a las aulas” pero que desde el gobierno provincial “no enviaron los elementos de higiene ni de seguridad”, motivo por el cual Suteba sostuvo que “si no estaban los elementos no podían empezar las clases”.

“Desde el municipio de Lanús municipio nos brindaron mascaras y otros elementos de limpieza, y con algunas cosas que tenía el consejo escolar, el martes armamos el kit básico para entregar el miércoles y a partir de ahí que armamos los bolsones para que las escuelas tengan todos los elementos para abrir”, manifestó el representante escolar.

En tanto a la entrega de cuadernillos y material didáctico para fortalecer las clases, el presidente del Consejo Escolar lanusense manifestó que “dudaba que la Provincia vaya a entregar” estos elementos porque era una medida que se tomó “con los colegios cerrados” y que este año “habrá clases presenciales”.

Lavezzi puntualizó que “es muy importante que vuelvan a abrir las escuelas” para que los alumnos “tengan contacto con sus docentes, compañeros y directivos” porque “el aprendizaje va a ser distinto” al que se dio de manera virtual  “y es necesario que las puertas estén abiertas”.

“El año pasado fue atípico, los chicos no pudieron concurrir a la escuela y pudieron aprender por el esfuerzo de los docentes para estar en contacto con los alumnos de manera virtual”, indicó.

Además, Lavezzi explicó que aquellos alumnos que forman parte del proceso de intensificación de la enseñanza “son los que no tuvieron tanto acceso a internet y sus respectivas clases” durante el año pasado o quienes “se llevaron alguna materia”.