Defensora de Lomas celebró que “hay un reconocimiento de legitimidad del cultivo de cannabis”

El Gobierno dispuso por Decreto una nueva reglamentación de la ley de uso medicinal de cannabis que cambia el paradigma local ya que amplía las patologías y las vías de acceso para su uso. Esta decisión plantea que es necesario “crear un marco reglamentario que permita un acceso oportuno, seguro e inclusivo y protector de quienes requieren utilizar el Cannabis como herramienta terapéutica”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Victoria Baca Paunero, defensora pública de Lomas de Zamora y especialista en el abordaje jurídico del uso medicinal del cannabis, aseguró: “Esto cambia la visión y creo que habrá un reacomodamiento de las prácticas concretas sobre autocultivo porque ahora la mera existencia de la planta no es la presunción de un delito, ahora van a tener que revisar si esa persona, asociación o institución tienen autorización”.

Esta nuevo DNU, que derogó el decreto 738/17, amplía las patologías por las cuales se accede al Programa Nacional de Cannabis (REPROCANN), incluye la autorización del cultivo personal y en red para los usuarios, investigadores y pacientes que se registren, y habilita a importar productos medicinales que podrán ser vendidos en farmacias. De no tener cobertura médica, el Estado garantizará la provisión gratuita para quienes no tengan obra social. 

En este sentido, Baca Paunero contó que se crea el programa nacional con “otra lógica muy diferente que tiene que ver con la inclusión”. “Es otra lógica de cuidado con respecto a los usuarios, sobre cómo se va a producir conocimientos en materia de cannabis e incluye distintas vías de acceso a la sustancia, no es sólo a traves del Estado”, afirmó la abogada.

Esta reglamentación, a diferencia de la anterior que sólo permitía la importación para las epilepsias refractarias y vía ANMAT, habilita la compra en farmacias. Es decir, que la persona que no pueda o no quiera cultivar en su domicilio, podrá conseguirlo sin recurrir al mercado ilegal.

En esta línea, Baca Paunero comentó: “Hay un reconocimiento de legitimidad del cultivo y un sistema administrativo de autorización que da cuenta que ciertas personas deben considerarse excluidas de la ley penal”. 

Con respecto a la persecución que sufrieron y todavía sufren los usuarios con fines medicinales, Baca Paunero explicó que esperan que “bajen las persecuciones” ya que cambia el paradigma en cuanto a la intervención del Estado sobre el uso de cannabis. 

“El DNU publicado en 2017 hizo todo lo contrario a lo que la ley iba a ser, en vez de abrir posibilidades, las cerró completamente y creo que esto cambiará las formas de trabajo policiales y judiciales, exigirá capacitaciones y cambio en los enfoques”, planteó la defensora lomense.